Hoy, en nuestros artículos gatunos y perrunos, nos centramos en los gatos. ¿Es verdad que pueden tener caspa? En caso afirmativo, ¿cómo podríamos evitarlo? ¿Existen productos caseros para acabar con ella? ¿Qué origina la caspa en los gatos?

Efectivamente, los gatos sí tienen posibilidades de tener caspa alguna vez en su vida. ¿Qué posibles causas pueden originarla?

Os contamos todas las curiosidades, a nosotros nos encantará saberlo para tener a nuestra mascota bien cuidada, pero a ellos, quizá no tanto… ¡qué carácter tienen estos felinos! Sobre todo, cuando hay agua de por medio…

  • El sobrepeso suele ser una de las causas más comunes de la aparición de caspa en gatos. Suele situarse en zonas donde el “gordi” no llega en su aseo diario, como en la base de la cola o el lomo bajo. Para evitarlo, o al menos tratar de minimizar el posible picor deberíamos ayudarle en su aseo gatuno… Luego, plantea una dieta para que adelgace un poco.
  • La piel seca también puede producir caspa en los gatos. Esto se soluciona tratando de que beba mucha agua ya sea líquida o en las comidas.
  • Ácaro Cheiletiela o “caspa caminante”. Pronto realizaremos un artículo entero dedicado a este ácaro que afecta especialmente a perros gatos. Si os adelantamos que debemos tener cuidado ya que este ácaro es contagioso y… ¡también se posa sobre los humanos!

Una vez localices la zona y el posible origen trata de consultar con el veterinario ya que puede recomendarte un producto anti - caspa ideal para tu mascota o quizá necesite algún tratamiento específico. Para prevenir trata de cepillar a tu gato siempre que puedas y vigilar que su higiene sea la correcta. Como sabrás, son animales muy limpios, pero… la caspa puede ocurrir por diversas causas como las que hemos visto anteriormente.