Disfrutar de la piscina en un día de verano junto a tu mascota, hasta ahora sólo era posible si poseías una privada. Vivir tranquilo junto a tu mascota un día de baño en un espacio público, resulta complicado por las estrictas normativas que los dueños de animales suelen encontrarse ante este tipo de situaciones.

En Madrid, alguien tenía un sueño desde hace muchos años: crear este tipo de espacios para que los dueños de mascotas no tuviesen que privarse de acudir con sus animales de compañía. Ese “alguien” se llama Elsa Martín y lo ha hecho. Así es como se ha abierto en Madrid la primera piscina para perros.

Ubicada en una finca de Brunete, la ha bautizado con el nombre de ‘Campus Perruno’ y desde que abrió el día 17 de Junio del 2016, la acogida ha sido más que buena.

Disfrutar de la naturaleza junto a tu mascota y de un refrescante baño en la piscina ya es posible. El entorno natural de la finca donde se ubica esta primera piscina para perros en Madrid, es magnífico. Además, la disponibilidad del espacio está muy controlado por su creadora para que las personas que acudan no se encuentren una piscina sobresaturada. Elsa va confirmando los días disponibles de asistencia a través de un formulario que tienen que rellenar las personas que desean visitar las instalaciones, y el cual tienen que enviarle.

Las instalaciones de esta piscina para perros ubicada en Brunete, están pensadas para que la seguridad de las mascotas quede garantizada. Así, todo está adaptado para que los animales disfruten sin peligro y, a su vez, los dueños también se encuentren cómodos.

La piscina para perros posee un metro de profundidad como máximo, de tal manera que los animales pueden bañarse con comodidad. Rodeada de un entorno que simula una especie de playa artificial, los dueños de las mascotas que acuden a este lugar pueden disfrutar con comodidad observando cómo los animales se divierten y se refrescan.

Dentro de los 9.000 m² que posee la finca en la que se ubica esta piscina para perros en Madrid, su propietaria tiene muchos otros planes para aprovechar el espacio: yoga, instalaciones deportivas, entrenamiento canino, rehabilitación, crossfit, talleres artesanales… multitud de actividades pensadas también para que las personas disfruten de este espacio y que pueda ser utilizado además en invierno.

Cuidar de las mascotas ofreciéndoles la posibilidad de pasar un día de relax y diversión junto a ellas, ahora es más fácil en verano con esta piscina para perros en Madrid.