Os contamos algunas curiosidades sobre estos mini animalitos tan adorables.

  • El origen de la palabra Hámster proviene de “acumular” ya que es lo que hacen con la comida. Ellos almacenan todo lo que encuentran dentro de sus cachetes (mofletes). Así se convierten en seres tremendamente graciosos…
  • No todos tienen el mismo tamaño, sino que hay multitud de variedades, desde el más grande (Hámster Sirio) que puede medir alrededor de los 20cm, al más pequeño, que es tres veces más inferior, alrededor de los 7cm (Hámster Roborowski).
  • En su hábitat natural, lo que más les gusta es excavar túneles debido a su instinto de supervivencia. Desde siempre, han sido presas de otros animales y excavar túneles está en su ADN con el objetivo de protegerse de los depredadores o, al menos, intentarlo. ¡TIP! Si tienes un hámster de mascota en casa, te agradecerá que le coloques túneles o similar en la jaula.
  • Al hilo de lo anterior, ¡MUCHO OJO! Son unos grandes escapistas… ¿será que tienen super poderes? ¡Aprovechan cualquier rendija de la jaula!
  • ¡ALUCINANTE! ¿Sabrías decirnos cuantos kilómetros al día pueden llegar a recorrer en su rueda? ¡Hay hámster que pueden llegar a hacer hasta 10km al día! Nos quedamos de piedra, ¡son más deportistas que nosotr@s!
  • Estos roedores son mucho más listos de lo que podemos imaginar. ¿Cómo lo sabemos? Porque son capaces de aprender cosas e incluso de recordar a sus familiares (deben tener una gran memoria porque como tengan que recordar a todos los hijos…).
  • Dicho lo anterior, debéis saber que puede darse el caso de que un macho y una hembra se lleven mal, pero, si se llevan bien, muy pronto tendrás todo un imperio de hámster en casa…

¿Qué te han parecido estos pequeños roedores? Son muy monos y, si quieres una mascota en casa que no requiera sacarla a la calle, tú y los niños aprenderéis mucho con ellos…