Con la llegada de la primavera las temperaturas se vuelven más suaves, las flores alcanzan su mayor esplendor y el aumento de horas de luz se hace notable. Estos son algunos factores hace que el cuerpo se resienta, no sólo entre las personas, también afectan a nuestras mascotas.

Las personas detectan los cambios de temperaturas que acusan sobre todo con el aumento de los catarros y sobre todo la llegada de las alergias. La parte negativa de la primavera, es cuando prolifera el polen y surgen estos trastornos, causando diferentes complicaciones respiratorias dependiendo del nivel de afectación. Estas molestias si bien no son graves, también las sienten nuestros peludos.

Principalmente, su biorritmo se ve alterado por los cambios hormonales ya que el ciclo reproductivo de los animales se activa con la estación de las flores.

Los 5 síntomas que pueden aparecer en las mascotas durante la primavera:

  • Alergias. A lo mejor desconocías que los animales también pueden tener alergias. Además de la astenia primaveral, un trastorno considerado adaptativo a la nueva estación del año donde te encuentras un poco más triste, cansado, sin apetito, pueden tener alergia. Por ejemplo, irritaciones en la piel, sarpullidos, picores e inflamación de la mucosa suelen ser los más frecuentes. Para combatirlas te recomendamos bañar al animal con mayor frecuencia, eso sí con jabones con un ph neutro, usar un felpudo junto a la puerta con el objetivo de atrapar restos de pólenes y aumentar el nivel limpieza de tu casa.
  • Se les cae más el pelo. Es el momento de la muda. Las bolas gigantes de pelo empezarán a llenar tu casa. Lo aconsejable es cepillar el pelaje con un cepillo especial. La carencia de proteínas trae como un pelo seco y frágil, siendo muy importantes las vitaminas del grupo B, el cobre y el cinc. Por eso, un pienso de calidad es esencial para tener un pelo sano y brillante.
  • Cuidado con las pulgas y garrapatas. Más paseos y rutas por el campo los expone más a cualquier tipo de insecto durante esta época del año. Vigila el pelaje de tus mascotas porque las garrapatas y pulgas se incrustan llegando a provocarles dermatitis o anemia. Hay que prestar atención a los parásitos ya que los ambientes más cálidos propician su supervivencia. Además, tienes que tener especial alerta en las zonas húmedas por la leishmaniosis. El incremento de los insectos durante la primavera, como los flebótomos, un tipo de mosquito, pero de menor tamaño, son los causantes de esta enfermedad y pueden llegar a suponer un gran problema. Si llegan a picar a nuestras mascotas causan diferentes trastornos. En un perro, causan mucha molestia y se generan erupciones en la piel que pueden incomodarle mucho. Su principal consecuencia principal es la pérdida del pelaje, pero también puede llegar a afectar a los humanos. En el caso de los gatos, ellos suelen desarrollar esta enfermedad con la picadura si presentan inmunodepresión, es decir, si tienen las defensas bajas.
  • Época del celo para las hembras. Sobre todo, les ocurre a las gatas. Hay que tener cuidado y prestar atención ya que los machos están en celo todo el año.
  • Alimentación. La subida de las temperaturas puede provocar en tus mascotas la pérdida o disminución del apetito. Además, al haber más horas de luz, la rutina de sueño cambia y en ocasiones, el cansancio puede ganar al hambre.

Pero tranquilo, la mayoría de estos síntomas no son perjudiciales para la salud de los animales, pero es preferible tener a disposición un buen servicio veterinario en el caso de que algún síntoma sea el indicio de algo más serio.