El cambio estacional donde pasamos de los días largos y soleados del verano a las jornadas lluviosas y nubladas del otoño, producen en muchas personas cierto bajón anímico.

Los animales también pueden presentar un estado anímico decaído en esta época del año.

En este caso, nos vamos a centrar en la tristeza otoñal de los gatos, un tipo de mascotas que, ya de por sí, presenta una actitud tranquila y meditabunda.

Pero lo cierto es que, en otoño, su comportamiento puede cambiar. Los gatos, aunque resultan mascotas tranquilas a las que les encanta tumbarse, dormir o acurrucarse en rincones elegidos por ellos, también muestran picos de actividad. Les gusta jugar, esconder objetos, revolcarse, correr tras un juguete, etc.

Un gato que presenta tristeza otoñal, se muestra menos activo de lo normal. Además de bajar su actividad diaria, otros síntomas de la tristeza estacional de los gatos, son:

  • La falta de apetito.
  • Poca relación social con sus dueños.
  • Dormir más de lo normal.

Estos síntomas pueden coincidir con los mostrados cuando un gato se encuentra mal por algún tipo de dolencia o enfermedad. Por lo tanto, ante el cambio estacional, no des por hecho que se trata de tristeza otoñal del felino sin antes corroborar que su salud se encuentra en perfecto estado. Acude al veterianrio para que realice a tu gato los chequeos pertinentes y descarte cualquier problema mayor.

Cuando te hayas asegurado de que lo que le ocurre a tu gato es, efectivamente, decaimiento del ánimo debido al cambio de estación, debes saber que hay dos factores que influyen para que al animal le ocurra esto: el cambio de temperatura y el cambio de luz.

Para que, en la medida de lo posible, puedas evitar que el gato sufra tristeza otoñal, o puedas lograr que los síntomas sean menos acusados en el animal, cuida estos dos factores. ¿Cómo? Puedes realizar varias cosas para beneficiar su situación en la casa:

  • Si sales de casa, procura dejar las persianas subidas para que el animal disfrute todo lo posible de luz natural.
  • Si la casa se va a quedar a oscuras en tu ausencia, procura dejar una luz artificial, que genere una atmósfera cálida y acogedora para el animal.
  • Trata de pasar el mayor tiempo posible junto a tu mascota.
  • Procura que, ante el cambio de estación y las bajadas de temperatura que conlleva, tu gato no sienta frio en la casa. Mantén una temperatura cálida en el hogar y prepara una cama con su manta favorita donde pueda acurrucarse a gusto.