Los perros son mascotas dependientes que necesitan sentir la compañía y el cariño de su dueño. Es parte de su naturaleza.

Las personas queremos proteger a nuestras mascotas de todo mal, por eso aquellos dueños que sienten que su perro padece lo que se conoce como ‘ansiedad por separación’, suelen sufrir por ver a su mascota triste y nerviosa en cuanto la dejan sola en casa.

En estos casos es necesario aplicar algunos trucos para que tu perro se porte bien cuando se queda solo en casa. Las travesuras que nuestra mascota hace dentro del hogar cuando nos vamos, no son más que llamadas de atención o el resultado del nerviosismo que sienten al no saber gestionar bien ese rato de soledad.

Los perros pueden ser entrenados para que se queden tranquilos cuando se encuentran solos en casa. El truco está en lograr que el perro termine por asociar el quedarse solo en casa con algo positivo, con una experiencia agradable. Seguro que cuando regresas a casa y ves que no puedes evitar que tu perro muerda los muebles, los cojines, las plantas, la ropa, los zapatos, etc. te resulta difícil creer que es posible que tu mascota vaya a lograr alguna vez sentirse bien en soledad. Pero haz caso a los expertos. Ellos dicen que sí que es posible y facilitan algunos trucos para lograrlo. Aquí te mostramos dos que pueden resultarte de gran utilidad para lograr este cometido:

  • El juguete Kong: este es uno de los inventos más efectivos que se han ideado para entretener a un perro. Se trata de un juguete en cuyo interior se puede introducir algún alimento que sepas que a tu perro le vuelve loco y que no suela comer de manera habitual. El Kong debes dárselo sólo cuando te vayas a ausentar de casa. La gracia de este juguete reside en que el perro tiene que mordisquearlo un buen rato para llegar al regalo interior, lo que le mantendrá ocupado. Con el tiempo, cada vez que te vayas, el perro asociará su momento de soledad con la agradable experiencia de disfrutar con el Kong. Así lograrás que poco a poco se quede tranquilo en casa.
  • Largos paseos y juegos en el exterior: si cansas su cuerpo y su mente paseando a tu perro y haciéndole jugar en el parque o en el campo, es más fácil que en casa sienta ganas de descansar. Así se mostrará más tranquilo.

Para lograr que tu perro no cometa travesuras en casa cuando se quede solo, también debes comenzar a trabajar su independencia dentro del mismo hogar, por ejemplo enseñando a tu perro a dormir solo y no en tu cama.