Al más puro estilo de los protagonistas de la película de animación “Madagascar” el lince protagonista de esta gesta llamado LITIO está dando mucho de que hablar con su aventura a la ibérica. ¡Qué valiente!

Según los medios de comunicación, el GPS del pequeño LITIO no emitía señal desde hacía alrededor de 19 meses, ¿será el tiempo que ha durado la aventura felina? Todo comenzó tras su liberación en el año 2016 en el sureste de Portugal… ¿qué habrá pasado desde entonces? ¿Autostop, se habrá colado en trenes, habrá reservado un billete de avión o simplemente habrá caminado viendo mundo? La realidad es que hace un par de semanas apareció en las proximidades de Barcelona, ¡qué lince tan cosmopolita!

Expertos forestales han comunicado que hacía más de un siglo que los habitantes de la zona no divisaban un ejemplar de esta especie. (Para nosotros, creemos que Litio quería pasar a la historia de una forma u otra…). Además, creen que el lince estuvo varias semanas o meses en el lugar donde fue encontrado ya que hay gran cantidad de conejos y el terreno es ideal para sentirse cómodo, ¡como en casa! No se acordaba de Portugal para nada este Litio… ¡Ya le han apodado como Marco Polo! No es para menos, es un animal excepcional, todo un superviviente ya que habrá tenido que cruzar montañas, carreteras, vías de tren, llanuras… ¡No logró ser avistado! ¿Tendrá algún as bajo la garra que no conocemos?

Ahora, Litio se encuentra en un centro de recuperación de fauna en Granada, ¿estará pensando ya en su próxima aventura? A este paso… ¡debería contratar un seguro de viaje!