El bienestar de nuestras mascotas es vital para todos los que tenemos la suerte de disfrutar de su convivencia. Saber que ellas son felices y que están sanas nos aporta tranquilidad y alegría, como nos ocurre con cualquier otro miembro de la familia.

Existen muchos tipos de seguros para mascotas entre los que podemos optar para protegerlas ante cualquier incidente. Pero además de estos productos existentes en el mercado de los seguros, nuestras mascotas cuentan con otros medios muy efectivos a través de los cuales pueden estar más protegidas y que existen gracias al ingenio de personas que trabajan pensando en el bienestar de los animales.

Personas con gran talento han aportado mucho en el avance en materia de seguridad destinada a las mascotas. Un ejemplo podría ser el microchip para mascotas, el cual ha permitido un mejor control de nuestros animales de compañía.

Ahora ha surgido una idea que puede salvar la vida de muchas mascotas. Su inventor es José Alberto Moreno, un zaragozano que ha recibido el premio en el concurso de ideas Elevator Pitch presentado en el Salón del Emprendimiento de Huesca.

José Alberto Moreno ha creado un dispositivo destinado a ser utilizado en las veterinarias, un holter que permite monitorizar y realizar todas las pruebas necesarias a nuestras mascotas para poder prevenir enfermedades.

La idea surgió a raíz de un hecho dramático en la vida de José Alberto Moreno, como fue el fallecimiento de su perra llamada Nala. Varias enfermedades acabaron con la vida de su amada perra y el zaragozano comprendió más tarde que de haberse realizado determinadas pruebas a tiempo se podría haber dado con un diagnóstico más preciso.

En homenaje a su mascota, pues gracias a ella Alberto fue capaz de crear su idea, el dispositivo se ha bautizado con su nombre: Nala ECG/EKG. La ventaja de este dispositivo que puede salvar la vida de nuestra mascota proporcionando información muy valiosa sobre su salud, es que la misma puede ser consultada desde un dispositivo móvil sea cual sea el lugar en el que nos encontremos.

Gracias a esta magnífica idea, se ha logrado una vez más un paso más en la protección de la salud de nuestros animales.

La pérdida de Nala trajo algo positivo: la inspiración de su dueño que, lamentando la muerte de su fiel compañera, encontró el camino para evitar futuros fallecimientos de animales. Nala podría ser el dispositivo que salve sus vidas.