Vacunar a los gatos es necesario para garantizarles una buena salud y calidad de vida. A través de las vacunas para los gatos, evitas que estos adorables animales contraigan enfermedades, muchas de ellas peligrosas para su vida.

Para proteger a tu gato en este sentido, acude al veterinario e infórmate bien del tipo de vacunas que se le deben suministrar dependiendo de la edad y estado de salud de tu mascota, así como del calendario de vacunas que debe seguir.

Los gatos deben ser vacunados desde el momento en que dejan de mamar de la madre.

A partir de la octava semana de vida es cuando el gato debe pasar su primer análisis exhaustivo en el veterinario para determinar qué vacunas necesita. Es en estos primeros meses de vida, cuando se debe aplicar la conocida como vacuna trivalente, para protegerles de las siguientes enfermedades:

  • Distemper o Feline Panleukopenia: es un virus que se desarrolla en el interior de las células de algunas partes del cerebro, de la médula ósea y del intestino, tanto en gatos con pocos meses de edad como en gatos adultos.
  • Feline Calicivirus y Feline Rhinotracheitis: son virus que afectan al aparato respiratorio de los gatos. En los más jóvenes puede ser letal.

Otras enfermedades peligrosas  por las que se debe vacunar a los gatos son:

  • Leucemia felina: se debe administrar la vacuna correspondiente para evitar que el gato contraiga esta enfermedad provocada por un virus que ataca a su sistema inmunológico y que puede provocar cáncer en nuestra mascota. Hay que cerciorarse primero de que el gato no posee dicha enfermedad antes de administrar la vacuna.
  • Rabia: al quinto mes de vida, nuestro gato debe vacunarse contra la rabia, una enfermedad que no sólo puede ponerle en peligro a él, sino también al dueño del animal. Una vez vacunado, deberá reforzarse de manera anual dicha vacuna, aunque esto depende mucho del modo de vida del gato. Si vive dentro de un piso y no sale de él, no será necesario someter al animal a vacunas anuales para evitar que contraiga la rabia.

Una vez administradas las primeras vacunas del gato, debes seguir las pautas y los tiempos marcados por el veterinario en lo que se refiere a nuevos refuerzos de las vacunas, así como de las desparasitaciones de tu mascota.