Viajar con mi perro estas vacaciones es uno de los alicientes que más me motivan este verano. Es la época en la que más tiempo libre tenemos, para disfrutar con nuestras mascotas, ya que el resto del año no podemos acompañarles y atenderles todo el tiempo que nos gustaría.

Hay muchas personas, que prefieren disfrutar de su tiempo libre, sin tener que estar pendiente de sus animales. Piensan que hay muchos alojamientos vacacionales en los que quizás no vayan a ser admitidos o que un largo viaje puede estresar a sus mascotas. Muchos deciden, por este motivo,  dejar a su mascota en un albergue canino. Pero hay otras personas que nos comentan: “yo no renuncio a viajar con mi perro estas vacaciones”.

Tan solo hay que tener en cuenta una serie de puntos a los que debes atender y comprobarás que, de esta forma, viajar con tu perro estas vacaciones es menos engorroso de lo que te puede parecer en un principio:

  • Para comenzar, hay que decir que cada vez son más los alojamientos vacacionales que admiten mascotas, pero sigue habiendo muchos que no. Para elegir el destino vacacional, primero debes investigar en qué lugares admiten perros.
  • Los perros también deben viajar con su equipaje. Recuerda llevar toda la documentación que el animal pueda necesitar (cartillas de vacunación, pasaporte para animales domésticos, etc.) Así como su comida habitual por si acaso no la encuentras allá donde viajas, sus juguetes favoritos, su cama, etc.
  • Prepara un trasportín cómodo, espacioso y seguro en el que tu perro pueda viajar, ya sea en coche, autobús, tren o avión. Infórmate bien de la manera en la que cada medio de trasporte obliga a viajar a los perros.
  • Es aconsejable que el perro haga ejercicio antes del viaje, así se mostrará más tranquilo durante el trayecto.
  • Asegúrate de que el perro está bien hidratado y alimentado durante el viaje.

Siguiendo estos consejos podrás disfrutar de tu mascota sin complicaciones.

Un último consejo: recuerda que tú eres responsable de tu animal. Si yo me dispongo a viajar con mi perro estas vacaciones, lo primero que asumo es que debo evitar molestias que pueda ocasionar, limpiar lo que ensucie y hacerme cargo de lo que rompa. Pero todo merecerá la pena si a cambio puedo disfrutar junto a él de mi tiempo libre.