Los conejos son animales muy sensibles y delicados a la hora de cuidar. Es una especie estrictamente herbívoro, lo que significa que su dieta se compone de alimentos de origen vegetal como las verduras, cereales, forrajes y frutas.

Si ya tienes un conejo sabrás este tipo de información y también sabrás que es una gran responsabilidad velar y preocuparse por su bienestar y salud. Cuando hemos indicado que es un animal muy delicado y lo es a muchos factores: la temperatura, la luz, la dieta… La dieta base de los conejos se compone de una mezcla de heno, forraje verde y pienso a diario que se debe racionar para evitar indigestiones y sobrepeso. Además deben tener agua a libre disposición.

Tienes que cuidar mucho su alimentación para que no tenga algún déficit alimenticio pero, a veces los conejos, por las condiciones medioambientales no son capaces de generar por si solos la energía suficiente. Por lo tanto, nuestro conejo necesitará el suministro de vitaminas.

Lo más importante a tener en cuenta en su dieta es que los conejos están muy adaptados a una dieta pobre en energía y alta en fibra, que se compone básicamente de hierba. La alimentación incorrecta es la principal causa de enfermedades en el conejo.

Ofrecer a nuestro conejo suplementos vitamínicos es esencial para mantener adecuadamente sus niveles y garantizar así una buena salud.

Una de las vitaminas más importantes y de las que muchos conejos domésticos tienen déficit es la vitamina D, debido a su falta de exposición solar. Al tenerlo en un piso, muchos de ellos no tienen contacto con el exterior y acaban con déficit de esta vitamina.

Además de proporcionarle este suplemento hay muchos alimentos que podemos incorporarlos en su dieta que son ricos en vitamina D como son la Alfalfa, el Berro, el perejil entre otros.

La falta de esta vitamina afecta muy negativamente a su capacidad de absorción de calcio, a la correcta función cardiovascular y a su sistema inmunitario, por lo que podría desencadenar la aparición de algunas enfermedades.

La vitamina D no es el único suplemento que deberás proporcionar a tu conejo. También tendrás que añadir un complemento alimenticio de calcio para que sus huesos y dientes se mantengan fuertes y sanos durante toda su vida.

Otros suplementos a tener en cuenta son los fortificantes y reconstituyentes que serán de gran ayuda para ayudarles a crecer con fuerza y sanos.

 

Dieta equilibrada

 

Básicamente la dieta del conejo debe incluir heno, siempre disponible durante todo el día puesto que tiene la fibra esencial para el correcto funcionamiento de su aparato digestivo durante todo el día puesto que tiene la fibra esencial para el correcto funcionamiento de su aparato digestivo.

El heno es hierba segada cuando aún está verde y después es desecada. Al estar verdes, el aporte nutritivo es mayor que el de la paja, que es hierba segada cuando ya está seca. El conejo necesita heno para su digestión.

El heno más adecuado es el de gramíneas, que se puede combinar con el de alfalfa. La alfalfa les gustas más, pero como única fuente de alimentación podría favorecer la formación de cálculos por su alto contenido en calcio. Deberemos colocarlo en la rejilla siempre en cantidad suficiente para que el animal tenga comida hasta el día siguiente.

El heno bien conservado debería oler a fresco, y nunca a rancio o a pasado, ni debería tener un aspecto negro-grisáceo o polvoriento en su interior.

Hemos recopilado una serie de recomendaciones para que te sea más fácil el correcto bienestar de tu conejo.

 

Recomendaciones

 

Hay que mantener siempre limpias las jaulas, para que el riesgo de contaminación de los alimentos debido a la suciedad y de infección sea mínimo.

-Alimentación adecuada de lo cual dependerá su salud y bienestar.

-Vigilar cualquier cambio en su apetito, que podría ser la primera evidencia de un problema.

-No le de suplementos de vitaminas o de otro tipo si ya está comiendo una dieta equilibrada y si el conejo goza de buena salud. El exceso de vitaminas puede ser tan perjudicial como su carencia. Sin duda, consulte a su veterinario.

-Servir la comida verde siempre fresca. Y tener heno siempre en la rejilla para que no se ensucie.

-Los conejos, especialmente los gazapos, son muy sensibles a los cambios bruscos de dieta. Ésta es una de las principales causas de muerte en los conejos recién comprados. Un simple cambio en la marca de pienso puede ocasionar problemas serios. Cualquier cambio en la dieta, como retirar el pienso y añadir verduras debe realizarse de forma progresiva, ofreciendo pequeñas cantidades de los alimentos nuevos y aumentándolas poco a poco a lo largo de varias semanas.

-Comidas a intervalos regulares.

-Proporcionar espacio para el movimiento y que el animal se mantenga sano y vital. Si ha acumulado algo de grasa, se le deja un día a la semana en ayunas, sólo con agua y heno. Los conejos son muy propensos a degeneración adiposa del corazón con consecuencias mortales.

-Recuerda que si notas cualquier cambio en el comportamiento de tu conejo debes acudir rápidamente a un veterinario para que se asegure que su nivel de vitaminas es el correcto.

 

Cuida de tu mascota y dale los mimos que necesita contratando los servicios domésticos de El Corte Inglés Seguros. Cuenta con la atención especializada de nuestros asesores para ofrecerte el mejor servicio para tu mascota.