La Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL)  tiene como objetivo prevenir los accidentes de tráfico.

El riesgo del uso de la tecnología en los coches es el último de los motivos que la Fundación pone en el punto de mira como peligro para los conductores. Luis Montoro, su presidente, ha advertido de que dichos avances tecnológicos aplicados al uso de un vehículo, logran que los conductores se relajen más de la cuenta y se confíen. El problema es que las personas que se ponen al volante de coches con una tecnología avanzada, se sienten más seguros y arriesgan más.

La seguridad vial depende de muchos factores, entre los que se encuentran los sistemas de seguridad del vehículo. Si bien los fabricantes mejoran las prestaciones de sus coches cada vez más, pensando siempre en la seguridad del conductor, lo cierto es que FESVIAL advierte de que esto puede generar el efecto contrario. A este efecto lo denominan “teoría del riesgo contante”, ya que el conductor se siente más seguro y aumenta el riesgo porque se relaja más.

El exceso de confianza puede ser un motivo de accidente. Los sistemas de seguridad de un vehículo, advierte FESVIAL, no son infalibles. Pueden fallar. Luis Montoro da un ejemplo claro con los dispositivos de alerta contra la fatiga. Reconoce que esta última puede manifestarse en el conductor de muchas maneras y motivada por diferentes circunstancias que no siempre la tecnología del vehículo va a poder detectar.

FESVIAL pide un acto de reflexión sobre el uso de la tecnología avanzada en los vehículos. La tecnología puesta al servicio del usuario debe facilitar la vida y hacérsela más cómoda, pero en el caso de la tecnología en los vehículos, quizás, no se ha pensado en profundidad sobre ciertas circunstancias que pueden derivarse de la aplicación de los avances tecnológicos en la conducción. Un ejemplo que saca a la luz Luis Montoro es el de los coches autónomos. Ante un caso de accidente con este tipo de vehículos, FESVIAL plantea varias preguntas: ¿sobre quién recaería la culpa en estos casos, sobre el coche o sobre el conductor? Este dato puede ser imprescindible para las aseguradoras de vehículos y para los implicados en el accidente.

Si bien FESVIAL no es contrario a la mejora tecnológica de los vehículos, sí pide prudencia a los fabricantes. Evitar demasiados estímulos visuales en el salpicadero o que no se facilite el uso del teléfono móvil durante la conducción son algunas de las peticiones que hace para que la distracción del conductor no aumente y se corra el riesgo de accidente.