En mayo del 2016 ya fue patentado un dispositivo a través del cual se podía abrir un coche mediante el envío de un mensaje de activación de dicha apertura a través de nuestro teléfono móvil. El artífice de esta patente fue Apple, compañía que ahora está trabajando para facilitar la posibilidad de poder abrir el coche a través de nuestro Iphone mediante la tecnología Touch ID.

La aplicación de las nuevas tecnologías en la automoción está logrando avances increíbles a pasos agigantados que ofrecen cada vez más comodidades a los usuarios y también más seguridad al volante.

Varios fabricantes de vehículos ya cuentan con aplicaciones que atienden al aspecto del desbloqueo y apertura del coche y a otro tipo de comodidades para el conductor como pueden ser, por ejemplo, las aplicaciones destinadas ayudar a encontrar aparcamiento a los conductores o a pagar el parking el móvil, una tarea que en ocasiones puede convertirse en demasiado tediosa.

Poder convertir el Iphone en llave para abrir el coche, sería sin duda otro gran avance de las nuevas tecnologías al servicio de las personas, en este caso de los propietarios de vehículos y conductores en general.

La tecnología Touch ID permite al usuario hacerse reconocible a través de la huella dactilar.

Un coche eléctrico, a través del software que se propone desarrollar Apple, podría identificar la huella dactilar de una persona. A través de dicho software el coche podría incluso ser manejado de manera autónoma a través del smartphone.

Si con un Iphone hoy en día podemos hacer prácticamente de todo, esta nueva aplicación suma una función más a este dispositivo del que a este ritmo no vamos a poder prescindir.

Con el desarrollo de este software, Apple se ha decantado por cambiar el rumbo de su estrategia y renunciar a la creación de su propio coche autónomo. Con  este software que permite manejar de manera autónoma el vehículo eléctrico, Apple se centrará más en la posibilidad de la autoconducción, en la que tiene sentido la tecnología Touch ID. De ahí que sus esfuerzos se estén centrando en desarrollarla mucho más y sacarle todo el potencial posible.

Un teléfono móvil puede resolvernos dudas en el momento, aportar todo tipo de información, ponernos en contacto con quien queramos, servirnos de linterna, de detector de canciones… parece que lo último que le faltaba por lograr era convertirse en la llave de nuestro coche. ¿Qué será lo siguiente?