¿El seguro de coche cubre el vandalismo?

Nadie está libre de que sus posesiones sean objeto de la atención de quienes se dedican a hacer actos vandálicos y nuestro coche tiene las mismas papeletas que el de cualquier otro, sobre todo si duerme en garaje. ¿Sabes si el seguro cubre el vandalismo? Automóvil

En este artículo podrás informarte acerca de

Tener un vehículo que duerme en la calle o que por circunstancias tenemos que dejar aparcado en ella –aunque sea de forma puntual o esporádica– conlleva el grave riesgo de sufrir algún acto de vandalismo. Podemos creer que si está a cubierto en un garaje, incluso vigilado, eliminamos este tipo de riesgos y el mero hecho de poder guardarlo bajo techo nos exime de sufrirlo: nada más lejos de la realidad, si bien es cierto que son los siniestros menos frecuentes. Pero ¿qué se considera vandalismo o actos vandálicos? Todo desperfecto, de mayor o menor envergadura, que pueda ocasionarse en un coche con la única y exclusiva intención de causar daños es un acto vandálico. Desde los típicos arañazos, abolladuras hasta roturas de espejos, lunas o el incendio del vehículo son siniestros por vandalismo, por lo tanto los daños que nos pueden ocasionar van desde ser meramente estéticos a llegar a inutilizar nuestro coche. 

Pero hay que diferenciar entre robo, intento de robo y actos vandálicos… No es la primera vez que, si sigues algún tipo de foro de tu zona, habrás visto que hay bandas organizadas que se dedican por ejemplo a robar neumáticos, dejando una ristra de coches en equilibrio sobre ladrillos y llegando a operar incluso dentro de garajes de urbanizaciones cerradas, aparentemente seguras. A pesar de que cuando llegas por la mañana –impresión matinal aparte– te parezca que la visión del coche se asemeja a un acto vandálico, lo cierto es que la cobertura de aplicación aquí sería la de robo (habría que comprobar si nuestro seguro, en esta cobertura, contempla el robo de los neumáticos). En cambio, si lo que te encuentras son uno o los dos espejos retrovisores arrancados, la antena doblada o arrancada, o el coche arañado, pero no hay evidencias de que nadie haya intentado abrirlo, aquí sí que podemos hablar de vandalismo.

¿Quién paga los daños por actos vandálicos ?

Si se averigua o se demuestra quién fue el autor o autores de los desperfectos que nos han ocasionado, serán los responsables de solventarlos o indemnizarnos por ellos. En el caso de que no se sepa quién ocasionó los daños, que es lo que suele ocurrir en la mayoría de las ocasiones, pueden ser cubiertos por tu seguro de coche si así lo tienes contratado en tu póliza, es decir, si tienes cobertura por daños propios (cobertura incluida en los todo riesgo), que son causados adrede por terceros no identificados. Estos daños también pueden ser cubiertos por otras garantías de la póliza como pueden ser las de robo, incendio o lunas. Si sabe quién ha sido el autor o los autores, también será tu propia aseguradora quien repare los daños, pero luego lo reclamará a los culpables. 

Son los seguros a todo riesgo los que suelen tener incluidas estas circunstancias y cubrirán la reparación o el valor de nuevo o venal del vehículo hasta el límite fijado por la póliza. Por ejemplo, el seguro de coche que comercializa El Corte Inglés Seguros de Fénix Directo incluye, en su póliza a todo riesgo con o sin franquicia, la cobertura de daños propios por impacto, colisión y vandalismo.

Otros casos y coberturas

En el caso de las pólizas que incluyen la garantía de rotura de lunas, comprenden las básicas del vehículo –es decir, el parabrisas delantero, la luneta trasera y las ventanillas laterales–. Normalmente, no se incluyen por tanto los espejos retrovisores, el techo solar o lunas tintadas, aunque vengan de serie o estén homologados, si no se encuentran específicamente asegurados o se haya contratado una modalidad a todo riesgo, así que cerciórate de que esté reflejado si has contratado un añadido para estos últimos elementos, porque lo habitual es que no estén cubiertos. 

Para la cobertura de incendio, la aseguradora se hará cargo del valor del vehículo o de su reparación si tienes esta cobertura  específicamente contratada, aunque puede haber excepciones como son los incendios por accidentes, por averías del vehículo o circunstancias meteorológicas y externas (que nuestro vehículo se vea inmerso en un incendio fortuitamente porque se haya extendido un fuego originado en un vehículo aparcado junto al nuestro o el local ante el que habíamos estacionado).

Si se produce algún daño en nuestro coche al ser forzado por un intento de robo, no se considerará acto vandálico ya que el causante no buscaba causarlo porque sí y como un fin en sí mismo, por provocar un daño o paliar su aburrimiento, sino que es una circunstancia colateral ocurrida porque existía un ánimo de lucro (los bienes de tu propiedad que pudiera encontrar dentro del habitáculo, además de tu vehículo si era su intención llevárselo también). Únicamente se reparará el elemento dañado o se recibirá compensación económica si esta circunstancia estaba asegurada en nuestra póliza.  Las compañías reparan, por ejemplo, las cerraduras forzadas si la póliza que hemos contratado incluye el robo, pero los bienes que nos hayan podido sustraer no tienen por qué estar incluidos. Por eso es muy importante que compruebes exactamente las coberturas que tienes incluidas en tu seguro.

Te recomendamos que utilices nuestro tarificador de seguros para que puedas ver los diferentes precios que puedes encontrar en nuestras compañías asociadas. Puedes hablar con alguno de nuestros asesores para que te expliquen los detalles de la cobertura. 

También es importante recordar que no todos los actos vandálicos se producen de forma más o menos individualizada. Existen casos excepcionales como son los tumultos, manifestaciones, motines o actos de terrorismo en los que se pueden ocasionar graves daños a nuestro coche y no serán cubiertos por nuestra aseguradora. Será el Consorcio de Compensación de Seguros quien se encargue de reparar los perjuicios ocasionados en los vehículos siniestrados o, en caso de no ser posible, indemnizar a los propietarios de estos. Ya sabes, porque lo hemos visto otras veces (¿Qué es el Consorcio de Compensación de Seguros?), que en tu póliza hay una pequeña aportación destinada al Consorcio de Compensación de Seguros, gracias a la cual podemos beneficiarnos de su ayuda en casos de este tipo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS