Hace una década la Organización Mundial de la Salud (OMS) advertía de la necesidad de invertir en investigación para reducir las lesiones vinculadas al tráfico. Ahora, la Dirección General de Tráfico (DGT), ha recogido esa propuesta y por primera vez en su historia va a realizar una convocatoria general de ayudas a la investigación sobre tráfico, movilidad y seguridad vial.

La iniciativa está dotada con 1.518.000 euros y el plazo de solicitudes, ya abierto, acaba el 13 de octubre. Del total, 1,36 millones son para proyectos de investigación y el resto, para actividades complementarias como la difusión de aquellos. El importe máximo es de 50.000 euros por proyecto o actividad. Hasta ahora, Tráfico recurría a estas investigaciones de forma puntual, bien por encargo o tras recibir una propuesta.

Con la nueva fórmula puesta en marcha se pretende estimular la competencia entre investigadores, tanto nacionales como internacionales que pueden concurrir. Se podrán beneficiar de las ayudas los centros públicos (universidades y organismos) de I+D+i; los centros privados de I+D universitarios y los centros tecnológicos. Si se trata de acciones complementarias, también pueden solicitarlas las fundaciones y otras entidades privadas sin ánimo de lucro que realicen actividades de I+D+i.

Entre las líneas prioritarias de investigación cabe citar la rehabilitación de infractores reincidentes por consumo de drogas, la interacción del entorno vial y el vehículo en el comportamiento del conductor, la aplicabilidad de nuevas tecnologías o la respuesta post-accidente. En este sentido Shara Martín, directora general de Pons Seguridad Vial, se ha mostrado muy optimista: “Hoy existe mucha investigación en curso dirigida al factor humano, el que más influye en los accidentes de tráfico, pues hasta un 70% de las víctimas son achacables a éste.

Por eso creo fundamental que la sociedad conozca y valore los avances desarrollados por investigadores españoles como los detectores de fatiga, los comportamientos de riesgo y la medición de las emociones en la conducción, o la atención en la conducción para reducir la siniestralidad vial”.

Artículo patrocinado por Fénix Directo