Una de las principales infracciones al volante que cometen muchas personas o bien por descuido, o bien por miedo a que saquen fallos a su coche, es la de conducir sin haber pasado la correspondiente Inspección Técnica del Vehículo, más conocida como ITV.

Consiste en un trámite obligatorio por el que deben pasar todos aquellos vehículos de más de cuatro años y cuyo fin es constatar que se encuentran en el estado óptimo para poder circular con seguridad.

Si te toca pasar la ITV y estás preocupado porque crees que pueden detectar fallos en tu coche, a continuación te mostramos algunos consejos para pasar la ITV a la vuelta del verano. Hay una serie de puntos en el vehículo que suelen desgastarse con más frecuencia y que suelen coincidir en muchos de los vehículos que no superan la ITV. Tenlos en cuenta y cerciórate de que estos puntos se encuentran en perfectas condiciones en tu coche:

  1. El buen funcionamiento de los frenos del coche es fundamental para garantizar la seguridad en la conducción. Por eso es uno de los puntos que se revisa con minuciosidad en la ITV.
  2. Antes de acudir a la revisión de la ITV, debes comprobar que todas las luces de tu coche funcionan correctamente: intermitentes, luces de la marcha atrás, antiniebla, de posición, de cruce, etc. Las luces son otro de los puntos que revisan de forma ineludible durante la ITV.
  3. A lo largo del año, con el uso, la amortiguación del coche puede verse afectada. Sobre todo después del verano, época en la que son frecuentes los viajes largos y el transporte de equipaje que hace que carguemos más peso del habitual sobre nuestro vehículo. Cada año debemos comprobar el nivel de desgaste de los amortiguadores.
  4. Los neumáticos son los elementos sobre los que se sostiene el peso del coche. De su buen estado depende el correcto agarre al suelo y la estabilidad del vehículo. Acudir a la ITV con unos neumáticos demasiado desgastados o que presenten una presión incorrecta, hará que nos pongan problemas en este trámite, pues siempre los revisan.
  5. El catalizador y el sistema de escape en general regulan la emisión de humos contaminantes de nuestro vehículo. En la ITV siempre medirán el nivel de contaminación del coche, por lo que es importante que el catalizador y el sistema de escape se encuentren en buenas condiciones.

Toma nota de estos cinco consejos para pasar la ITV a la vuelta del verano. Así podrás reducir las posibilidades de que te pongan problemas para pasar la ITV de tu vehículo.