Reducir la contaminación es un objetivo para cualquier ciudad. Desde Arval, la compañía de movilidad de BNP Paribas, ofrecen cuatro sencillas claves para hacer de calles y carreteras espacios mucho más seguros y transitables. Y es que nuestros hábitos al volante y el gran número de vehículos que se desplazan todos los días hacen que la contaminación viaje en coche en nuestro día tras día.

La primera hace mención a nuestro espíritu “Eco-friendly”. Cuanto más joven y moderno sea el parque de vehículos de una ciudad, menos contaminación se registrará. De esta forma, Arval recomienda apostar por modelos de coche de bajas emisiones, que no sólo requerirán menos gasto en combustible, sino también menos “malos humos” para las ciudades.

En la medida de lo posible, Arval también aconseja evitar coger el coche en las horas punta, pues no sólo incrementarás innecesariamente el consumo de combustible, sino que acumularás retrasos y estrés; algo que puede comprometer tu seguridad en la carretera. Ahorra tiempo y dinero organizando tus horarios para huir de los desplazamientos masivos.

Comparte trayectos de coche. Si te tienes que desplazar por la ciudad, una solución cómoda y económica puede ser optar por el carsharing o coche compartido. Ya hay ciudades como Madrid que cuentan con este servicio con el que, además, ponen en valor otras tecnologías como la eléctrica.

En los desplazamientos cortos, busca una alternativa. Utilizar el transporte público o la bicicleta como “lanzadera” pueden ser opciones no sólo más económicas, sino también mucho más saludables y seguras. Además, si eres de los que coge el coche para ir a la vuelta de la esquina, prueba a ir caminando; la contaminación y tu salud te lo agradecerán.

Artículo patrocinado por Fénix Directo