El mantenimiento del coche siempre conlleva un desembolso importante de dinero cada año. Por lo tanto, cualquier tipo de ahorro económico que logremos, siempre que no afecte al correcto funcionamiento del vehículo, será bienvenido.

Vamos a centrarnos en cómo ahorrar gasolina al conducir en ciudad. Ya que el precio del carburante nunca resulta barato, no lo desperdicies.

La forma de conducir influye de manera directa en el consumo de un coche. Se puede hacer de manera eficiente y ahorrar una cantidad considerable de euros.

Aprende cómo ahorrar gasolina cuando conduces en ciudad, siguiendo estas pautas que te indicamos a continuación:

  • Los frenazos y acelerones son los grandes enemigos del ahorro de combustible. Para lograr una conducción eficiente, conduce con suavidad. Al llegar a un semáforo, no apures el acelerón hasta el último segundo. Ve disminuyendo la velocidad poco a poco y deja que el coche avance con la propia inercia de la marcha.
  • El uso del aire acondicionado influye en el consumo de combustible. Hay personas que piensan que conducir con las ventanillas bajadas, afecta de forma directa a la aerodinámica del vehículo, ya que el aire se introduce y genera más resistencia. Puede ser cierto, pero nunca va a generar más gasto de combustible que el que provoca el llevar el aire acondicionado puesto.
  • Unas piezas en buen estado mejorarán su función durante la conducción del coche. Unos filtros o un motor en mal estado, afectarán en el consumo de combustible. Si quieres saber cómo ahorrar gasolina al conducir en ciudad o en carretera, atiende al cuidado de tu vehículo. Cuanto más afectada se vea la función de cada pieza, más combustible necesitará para llevarla a cabo.
  • Cuanto menos pese el coche, más combustible ahorrarás. Seguro que portas en el maletero de tu vehículo, objetos de los que puedes prescindir o accesorios como porta bicis, por ejemplo, que puedes quitar. Aportan peso al coche que hace que gaste más gasolina, ya que cuanto más pese el vehículo, más fuerza se verá obligado a emitir el motor para moverlo.
  • Evita dar vueltas: el último de los consejos para ahorrar gasolina al conducir, es que no te dejes vencer por la pereza. Si tu coche no duerme en garaje, evita estar una hora dando vueltas buscando el sitio más cercano al lugar donde te diriges. No descartes lugares de aparcamiento lejanos para evitar andar. Mientras das vueltas buscando aparcamiento, estás gastando combustible.

Protege tu coche haciendo un buen uso de él. Además de no forzar su maquinaria, lograrás ahorrar en el consumo de combustible.

Artículo patrocinado por Fénix Directo