Cuando realizas un desembolso de dinero tan importante como el de adquirir un coche, es necesario saber cómo alargar la vida de tu vehículo para que dicho gasto sea rentable.

Siguiendo unos cuantos consejos, que te vamos a mostrar a continuación, sabrás cómo alargar la vida de tu vehículo y así, lograr que éste funcione a la perfección por muchos años:

  • Cuida el motor: para ello, es necesario realizar las revisiones anuales del vehículo y cambiar las piezas que pueden sufrir desgaste y afectar al correcto funcionamiento del motor: filtros, niveles, frenos, correa de distribución, aceite, etc. Dejar este tipo de mantenimientos para más adelante y circular con piezas desgastadas o niveles de líquidos incorrectos, a la larga, puede suponerte un gasto mucho mayor que el que, en un principio, te estás negando a realizar.
  • Al arrancar el vehículo: la forma en que ponemos en movimiento nuestro coche, también influye, a la larga, en el comportamiento de nuestro motor. Cuando acciones la llave, evita dar acelerones. Debes dejar unos minutos para que el aceite lubrique bien todas las piezas. Después debes conducir de forma suave, para dejar que el motor alcance la temperatura idónea que permita que el aceite lubrique correctamente.
  • Modo de conducir: si quieres saber cómo alargar la vida de tu vehículo, debes cuidar tu forma de conducir. EL motor exige un nivel de revoluciones dependiendo de la velocidad y marchas a las que circulemos. Un motor no pide el mismo comportamiento en carretera que en trayectos cortos por ciudad. No lo fuerces y procura la conducción brusca siempre.
  • En la medida de lo posible, evita los cambios bruscos de temperatura de tu vehículo. Para ello, lo ideal es que pueda mantenerse aparcado en un lugar cubierto.
  • Un último consejo para saber cómo alargar la vida de nuestro vehículo, es que no lo dejes parado demasiado tiempo. No es bueno para el coche. Al igual que si nosotros nos mantenemos quietos demasiado tiempo, nuestro cuerpo se resiente, las piezas del coche también sufren si se mantienen paradas demasiado tiempo. El auto, necesita rodar para engrasar y calibrar el funcionamiento de todas sus piezas.

Artículo patrocinado por Fénix Directo