En invierno, muchas personas se animan a pasar algunos días de descanso en un lugar con nieve, y el esquí es uno de los deportes estrella en esta temporada. Si eres amante de este deporte, para realizar un viaje seguro, es necesario que sepas cómo colocar el equipo de esquí en el coche.

En efecto, si no realizas bien esta acción, puedes correr el peligro de que parte de los objetos que transportas se desprendan durante el recorrido, pudiendo desestabilizar tu vehículo o golpear a otros pasajeros o conductores.

Toma nota de los siguientes consejos para que tengas claro cómo el equipo de la nieve en el coche. Si los aplicas, podrás viajar más tranquilo sabiendo que tu seguridad, en lo que se refiere a este aspecto, estará cubierta:

  • Evita transportar objetos dentro del habitáculo del vehículo, donde viajareis el conductor y los demás ocupantes. Ante cualquier imprevisto en la carretera, puedes correr el peligro de que alguno de ellos salga disparado y golpee a alguien. Si aún así no te queda más remedio que transportar algo dentro del habitáculo, debes colocar estos objetos asentados en el suelo de los asientos traseros, preferiblemente bolsas cerradas con ropa, que no contengan elementos duros, y nunca botas, bastones o esquís.
  • Para solventar los problemas de espacio y evitar el transporte de los objetos dentro del habitáculo, lo más recomendable es instalar un portaequipajes o baca cerrada. La seguridad del viaje aumentará si, al transportar el equipo de esquí, lo haces de esta forma. Cuida el peso que cargas en el vehículo y modera la velocidad.
  • Instala un portaesquís en la parte superior del vehículo. Ya sean de instalación fija o magnética, ofrecen una gran seguridad para transportar los esquís en el coche sin peligro de que se desprendan. Aún así, te recomendamos que cada cierto tiempo hagas una parada para descansar y verificar que el transporte de estos elementos está bien fijado.
  • Un último consejo sobre para transportar el equipo de esquí en el coche es que distribuyas bien la carga de peso, para no desestabilizar el vehículo.

Además de tener claros todos estos consejos es importante que el vehículo esté preparado y acondicionado para realizar un viaje seguro bajo temperaturas y condiciones meteorológicas invernales. Asegúrate de que llevas cadenas en el coche, para el caso de que las condiciones de la carretera te obliguen a circular con ellas. También es muy recomendable que hayas instalado neumáticos de invierno, que te aseguran una mayor tracción en las carreteras invernales.

Asimismo, no dejes de realizar la revisión correspondiente del coche antes de viajar. Verifica siempre antes de lanzarte a la carretera que tu coche está preparado para el frío.

Artículo patrocinado por Fénix Directo