Durante los meses más fríos y con la llegada de la lluvia, es especialmente habitual que aparezcan los cristales del coche empañados. Tener los parabrisas empañados, resta visibilidad cuando nos disponemos a conducir y disminuye la seguridad al volante.

Los cristales del coche se empañan cuando las condiciones ambientales son húmedas y frías. También ocurre con el vaho que las personas ocupantes del vehículo producen al respirar, el cual genera humedad.

Si en invierno has aparcado tu vehículo a la intemperie durante un tiempo prolongado, debes tener claro cómo desempañar los cristales del coche de forma eficaz antes de ponerte en movimiento. A continuación, te ofrecemos algunos trucos para que sepas cómo hacerlo:

  • No elimines la humedad de los cristales frotándolos con un paño, con la mano o con la manga. El efecto es tan sólo momentáneo. Lo único que vas a lograr es que el cristal vuelva a empañarse pasados unos segundos, además de acumular suciedad y manchas en la zona frotada.
  • Si el vehículo cuenta con un botón climatizador, úsalo. Éste se puede accionar en su función de desempañar los cristales del coche.
  • Otra forma de mejorar la visibilidad y protegerte frente a accidentes de coche es poner en funcionamiento el aire acondicionado. Puedes accionarlo de tal forma que el chorro de aire se dirija directamente a la zona del parabrisas.
  • Bajar las ventanillas del coche y dejar que entre el aire frio del exterior también funcionará a la hora de eliminar la humedad o el vaho acumulado en los cristales.

La idea, a la hora de poner en práctica todos estos trucos para desempañar los cristales del coche, es que se renueve el aire del interior del vehículo. La humedad en los cristales aparece cuando el calor acumulado en el interior del vehículo por la acción de la calefacción o la respiración de los ocupantes del coche evapora el agua o la humedad presente en el ambiente. Sobre todo en días de lluvia, es habitual que se introduzcan objetos mojados en el interior del vehículo, como paraguas o ropa húmeda, que aumentan la presencia de agua. El calor provocará que los cristales se empañen en cuanto se evapore.

Para desempañar los cristales, debes evitar la recirculación del aire interior del coche y renovarlo con aire exterior.

Saber cómo desempañar los cristales del vehículo es una forma de protegerte frente a accidentes de coche que pueden surgir por la falta de una buena visibilidad.

Artículo patrocinado por Fénix Directo