Para todos aquellos que decidieron el año pasado comprar un coche nuevo o un coche de ocasión porque el que tenían ya contaba con demasiados años, el plan Pive que preparó el Gobierno supuso una buena ayuda para poder hacerlo.

Gracias a este plan, el potencial comprador que se pudiera beneficiar de él podría contar con una ayuda de 1.500 euros que aportarían a partes iguale el Gobierno y el concesionario donde se entregase el vehículo antiguo y se vendiese el nuevo.

A finales del 2016 se puso fin a esta medida pensada ante la preocupación del envejecimiento del parque móvil, que con la crisis se agudizó. Por lo tanto, todas las personas que el año pasado se hayan beneficiado del plan PIVE, destinado a la sustitución de los coches que cuentan con más de diez años de antigüedad, deben saber que este debe tributar en la Declaración de la Renta que presenten ahora, en 2017.

Pero ¿Cómo debe declarar el contribuyente la ayuda percibida por el plan Pive, de cara a Hacienda? Teniendo en cuenta que lo que recibe del dinero público son 750 euros (la mitad de la ayuda), ya que la otra mitad la ofrece el concesionario, tal y como hemos comentado antes, serán esos 750 euros sacados de las arcas públicas las que el beneficiado deberá declarar.

La manera de declarar esa cantidad de dinero procedente del plan Pive, es la siguiente:

  • Dicha ayuda deberá incluirse en la Declaración de la Renta como ‘Otras ganancias imputables’, es decir, no derivadas de alguna transmisión patrimonial.

  • La cantidad a tributar dependerá del nivel de renta del contribuyente. Cuanto mayor sea su renta, mayor será la cantidad a tributar.

Para proteger tu hogar de posibles descuadres económicos a la hora de realizar la Declaración de la Renta, traducimos en cifras los datos aportados. En las rentas que oscilen entre los 20.000 y los 34.000 euros, la cantidad a pagar al declarar el plan Pive podría alcanzar los 230 euros. Para rentas más altas de hasta 60.000 euros anuales, dicha cantidad aumentará en torno a los 350 euros.

En el caso de contribuyentes en los que la cantidad percibida por el plan Pive es 750 euros más que habría que sumar a los 1.500 euros mencionados (esto ocurriría en el caso de discapacitados con necesidad de utilizar un coche adaptado a sus circunstancias personales, o en el caso de familias numerosas), el porcentaje de escala de gravamen será el mismo que en el de las personas que hayan percibido sólo 1.500 euros.