Conducir en motocicleta por la ciudad es diferente a circular por carretera, ya que tendrás muchos vehículos cerca y circulando en todas direcciones. Por ello, deberás ir muy atento y prevenido, para evitar algún susto. Cuando se conduce en motocicleta, se suele ir en una posición más elevada que algunos coches, eso te proporciona un mayor campo de visión que deberás aprovechar. Es fundamental, saber colocarse bien en los carriles para no estorbar y también saber mirar. Si eres capaz de anticiparte a los demás vehículos, podrás evitar muchos accidentes. Para conducir en motocicleta por la ciudad, tienes que tener en cuenta que tu vehículo es más inestable que un coche, por lo tanto, debes tener mucho cuidado para no perder el control de la moto. Además, deberás respetar las señales de tráfico, pues están diseñadas para enseñarnos los obstáculos que nos podemos encontrar en la calzada. Otro factor importante, es el uso de protecciones y ropa adecuada; aunque estemos circulando por ciudad debemos extremar las precauciones, porque un accidente puede ocurrir en cualquier lugar y lo más importante es nuestra seguridad. Tener puesto el casco en una caída puede salvarnos la vida, por lo tanto es muy importante llevarlo siempre puesto. Recomendaciones para conducir en motocicleta por la ciudad:

  • Debes aumentar la distancia de seguridad, pues debes ser capaz de poder frenar ante un imprevisto sin accidentarte. Ten en cuenta que, por la ley de la inercia, tu cuerpo tenderá a seguir la trayectoria de la moto, por lo que cualquier frenazo que sólo provocaría un susto en un coche puede traducirse en un grave accidente en una motocicleta.
  • Si te sitúas detrás de un coche, nunca lo hagas muy cerca de él o en el ángulo muerto, ya que, en caso de frenar bruscamente, no te dará tiempo a reaccionar.
  • Deja espacio de seguridad y colócate en un lado del carril y no en el centro, para poder esquivar a los vehículos en caso de frenada.
  • Si vas más despacio que otros conductores, colócate en el carril de la derecha, para no estorbar en las maniobras. No obstante, emplea el carril izquierdo para los adelantamientos.
  • Anticipa los movimientos de los demás vehículos y busca salida a los imprevistos que puedan presentarse.
  • Ten cuidado con los vehículos de transporte, como autobuses y taxis, ya que pueden salir de su interior personas que no te dé tiempo a esquivar.
  • En las curva, ábrete antes de girar, para que puedas ver si hay algún coche parado o algún peatón cruzando.
  • Deberás extremar la precaución en las gasolineras y sus alrededores, pues puede haber restos de carburante o lubricantes en la calzada que hagan que pierdas el equilibrio y caigas al suelo.
  • Utiliza la equipación adecuada: casco, guantes, botas, mono de cuero…