Cómo arreglar un pinchazo de la moto

Si no sabes cómo actuar en caso de sufrir este percance, no te preocupes que te lo contamos. Motocicleta

Seguramente arreglar una rueda pinchada es algo a lo que todos los moteros pueden enfrentarse alguna vez, a pesar de tratar de prevenirlos realizando revisiones periódicas de la moto y controlando la presión que tienen los neumáticos. Un pinchazo en una rueda de la moto es una de las averías más habituales con la que nos podemos encontrar, así que siempre viene bien conocer cómo puede ayudarte tu seguro de moto en estos casos y cómo podrás repararla tú mismo en algunas situaciones.

¿Cómo saber si la rueda de la moto está pinchada?

Lo cierto es que cuando ocurre, no es tan sencillo detectar que hemos sufrido un pinchazo en una rueda de la moto, a menos que veamos que se ha desinflado o que lo comprobemos directamente.

La causa más frecuente de pinchazo en la moto suele ser que hemos pasado por encima de un clavo y se ha incrustado en nuestro neumático. Si esto sucede y el motivo del pinchazo es este, seguramente puedas seguir circulando porque el mismo elemento tapona la salida del aire o bien deja que se escape lentamente. Lo que sí notaremos es cómo la moto se vuelve más inestable y que el neumático va “flaneando”, es decir, que se mueve horizontalmente como si los flancos fueran más blandos.

Ante situaciones en las que sospechemos tener un clavo en la rueda, debemos extremar la precaución para evitar un accidente

Lo normal es que el clavo entre en la superficie central del neumático y según las estadísticas es el neumático trasero el más expuesto. Esto suele suceder porque la rueda delantera es la que se encarga de levantar el clavo o el tornillo y la trasera la que al final pincha.

Es poco común que el clavo entre en un flanco del neumático. Podría suceder si se clavara durante una maniobra de trazado, pero lo normal es que te encuentres este tipo de objetos esparcidos en algún arcén, en calles donde haya o hubiera habido obras recientemente o en lugares donde se produjera un accidente. Por lo tanto, es importante prestar mucha atención si conduces en moto, especialmente cuando circulemos en zonas donde haya restos de obras, accidentes o similar.

¿Cómo reparar un pinchazo de moto?

Lo normal en estos casos es llamar al servicio de asistencia de nuestro seguro para que te reparen el pinchazo. Pero no siempre es posible, ya que el percance puede producirse en un lugar en el que no tienes cobertura en el teléfono, fuera del asfalto o no tienes tiempo para esperarles. En caso de querer arreglarlo por ti mismo, lo primero es conocer exactamente qué tipo de neumático lleva la moto.

Reparar un neumático sin cámara o tubeless

Los neumáticos sin cámara son los más comunes en el mundo de las motos y son aquellos que no tienen una cámara de aire en el interior.

Entre sus ventajas se encuentra la de tener menos posibilidades de sufrir pinchazos y su mejor pronóstico a la hora de ser reparado, dado que normalmente puede arreglarse simplemente con un tapón.

Si te ves obligado a reparar este tipo de neumático por una urgencia deberás tener a mano un kit de reparación y seguir estos pasos:

  • Realiza una pequeña inspección del neumático antes de comenzar a usar tu kit de reparación.
  • Retira el elemento que ha causado el pinchazo con unos alicates o un destornillador. Esto debe hacerse de forma muy ágil y rápida para evitar perder aún más presión.
  • Repara el pinchazo siguiendo las instrucciones de tu kit de reparación.
  • Rellena de nuevo el aire con un compresor (normalmente suele haber en las gasolineras).

Ahora bien, tras esta primera solución por nuestra cuenta, siempre se debe acudir a un mecánico para que haga una revisión minuciosa de la rueda y así evitar mayores problemas de cara al futuro.

Reparar un neumático con cámara

En el caso de los neumáticos con cámara, arreglar un pinchazo sin ser un profesional resulta muchísimo más difícil que con los neumáticos tubeless.

Este tipo de reparaciones necesitan una cantidad de herramientas específicas que rara vez se llevan en una moto por una simple cuestión de espacio de almacenaje. 

Para este arreglo lo más aconsejable es llevar la moto a un taller y no intentar hacerlo uno mismo.

¿Qué hacer en caso de pinchazo en moto?

Cuando se notan esos primeros signos de alerta debemos frenar de forma gradual siempre que resulte seguro y nos vaya a permitir abandonar la carretera por la que están circulando el resto de vehículos, no quedándonos expuestos a otros peligros.

Lo primero que debe hacerse cuando se pincha una rueda circulando en carretera es mantener la calma

Nunca se debe frenar de forma brusca, reducir de marcha de golpe o tratar de luchar contra la propia moto. Lo primero es frenar ligeramente y siempre se debe tratar de evitar frenar con la rueda que se ha pinchado, dado que eso podría desestabilizarnos. Es necesario mantener el manillar sujeto con firmeza y llevar la moto en línea recta, ya que será más seguro detenerla por completo de esta forma. 

Una vez hayamos detenido completamente la moto debemos señalizar la avería poniéndonos un chaleco reflectante y apartando la moto hacia el arcén o donde podamos esperar a la grúa o utilizar un kit de reparación de forma más segura.

¿Cuánto cuesta arreglar un pinchazo de moto?

Lejos de lo que podría suponerse, arreglar un pinchazo en un taller resulta una de las reparaciones más económicas que pueden hacerse, con unos precios que oscilan entre los seis y los veinte euros, habitualmente.

Este precio puede variar en función de cómo esté el neumático y del nivel de gravedad del pinchazo, así como de otros factores como si se precisa alinear las ruedas o equilibrarlas de nuevo.

Cómo te puede ayudar tu seguro de moto ante un pinchazo

Cuando vayas a calcular tu seguro de moto, asegúrate de que cuentas con asistencia en carretera porque supone una enorme diferencia a la hora de afrontar un pinchazo. Con esta cobertura podrás estar tranquilo cuando esto suceda, tu seguro se encargará de recoger tu moto con una grúa y trasladaros al taller o, incluso en algunos casos reparar directamente el neumático, si es posible en el mismo lugar donde nos quedemos parados.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS