Conducir una moto tiene muchas ventajas respecto al coche, pero antes de salir de casa, deberás mirar por la ventana, ya que las condiciones meteorológicas condicionarán tu manera de conducir. Hay que saber conducir una moto con nieve con idéntica seguridad que si no la hubiera. En España, las carreteras no están preparadas para los días en los que bajan las temperaturas y se producen nevadas.  Es normal que se produzcan placas de hielo en la calzada con las que puedes resbalar, debido a que el agarre de las ruedas es menor, por ello hay que ir muy atentos para adelantarnos a todo lo que nos encontremos en la carretera. Recomendaciones para conducir una moto con nieve:

  • Extremar las precauciones para advertir con tiempo posibles placas de hielo, sobre todo, en zonas húmedas o umbrías, como las cercanas a los ríos y las entradas y salidas de los túneles. Las ruedas de las motos, no están preparadas para este tipo de días, por lo que tienen menos agarre a la calzada.
  • Además, hay que prestar atención a las farolas, semáforos, árboles o señales de circulación en las que se puede quedar la nieve y caer en la calzada.
  • Si entramos en una zona de hielo, lo recomendable es mantener firme el manillar y ni acelerar ni frenar la moto, pues esas maniobras pueden provocar que nos caigamos al suelo. No aceleraremos la moto hasta que no notemos el agarre de las ruedas a la carretera.
  • Deberemos adecuar la velocidad a las características de la vía. Llevar una velocidad elevada, ayuda a que aumenten las probabilidades de caerse de la moto. En situaciones de nieve, lo recomendable es llevar una velocidad muy baja.
  • En las curvas no debemos tumbar la moto, sino intentar tomarlas de la forma más vertical posible, para reducir el riesgo de derrapar.
  • Para frenar, lo haremos con suavidad y sin brusquedades. Una buena manera de decelerar es cortar el gas y tocar ligeramente el freno trasero, para después frenar de forma progresiva con el delantero.
  • Existen cadenas de nieve para motos, pero solo las podremos usar si vamos a realizar todo el camino sobre una carretera nevada, en ciudad no nos sirven.

  Ten en cuenta que conducir una moto con nieve es muy peligroso y, si lo puedes evitar, lo mejor es desplazarse con otro medio de transporte. Pero si no te queda más remedio, no olvides todas las recomendaciones, y ve muy atento para evitar los contratiempos.