En ocasiones, la climatología adversa hace que conducir con seguridad resulte más complicado de lo habitual.

La conducción con rachas de viento es una de las situaciones en las que podemos ponernos en peligro cuando nos encontramos al volante, por lo que debemos tener claro cómo manejar el coche en este caso.

Las rachas de viento fuerte mientras conducimos, pueden desestabilizar el vehículo, incluso desplazarlo de carril o de dirección de forma brusca.

A continuación, te ofrecemos unos cuantos consejos para conducir con rachas de viento. Toma buena nota de ellos, porque nunca sabemos cuándo podremos encontrarnos, sin esperarlo, con una situación así. Es importante que, en caso de que te ocurra, sepas cómo reaccionar:

  • Si alguna vez te ha tocado conducir con rachas de viento, habrás notado que, por momentos, pareciese que el coche circula sólo, con independencia de tus indicaciones. La sensación es que, por segundos, uno pierde el control del vehículo. Por eso, cuando detectes que el coche da bandazos o tiende a cambiar de dirección con cada golpe de viento, sujeta el volante con firmeza, mantén la calma y concentra todos tus sentidos en el manejo del vehículo.
  • Para conducir con más seguridad, reduce la velocidad ante las rachas de viento. De esta forma, el vehículo mantendrá mejor la adherencia al suelo y te resultará más fácil controlarlo.
  • Al conducir con rachas de viento, pon especial atención y cuidado cuando te dispongas a adelantar a vehículos de gran tamaño. En estos casos se puede producir el conocido como “efecto pantalla”. Lo que ocurre en estos casos es que, si circulamos con una racha de viento lateral contra la que nuestro vehículo está ofreciendo resistencia y, al colocarnos al lado de otro vehículo más grande que el nuestro, este hace de pantalla entre el viento y nuestro coche, la racha de viento desaparecerá de repente. Nuestro coche, entonces, dejará de ofrecer resistencia de una forma brusca, lo que puede provocar un fuerte bandazo o que el vehículo se desestabilice durante unos segundos. El “efecto pantalla” puede darse también al introducirnos en un túnel o al pasar al lado de un muro o una valla. Tenlo en cuenta para estar preparado ante el desplazamiento que tu coche realizará.

Siguiendo todos estos consejos para conducir con rachas de viento, aumentarás tu seguridad al volante.

Recuerda que mantener tu coche en buen estado con todas sus piezas a punto, logrará que el coche responda mejor ante situaciones climatológicamente adversas.

Artículo patrocinado por Fénix Directo