Muchos motoristas no le dan la importancia a la visera que debería tener y sin embargo es uno de los elementos más importantes de seguridad activa sobre la moto. Existen numerosos tipos y modelos de este accesorio, pero no todos están homologados.

Ten en cuenta que, incluso, un uso incorrecto de la visera nos puede conllevar hasta sanciones por partes de las autoridades. De hecho, tan importante es que nos salva de muchos elementos externos mientras conducimos. Su uso es vital para evitar deslumbramientos, como factores meteorológicos como viento, lluvia o el impacto directo en la cara de algún elemento procedente de la calzada.

El uso del casco homologado es obligatorio desde el año 1992. Hoy podemos encontrar en el mercado diferentes modelos, de diferentes materiales y con todo tipo de decoraciones, por lo que no hay excusa para que no lo uses.

Según afirma la Organización Mundial de la Salud, un buen casco es capaz de reducir hasta en un 50% la muerte producida por un golpe en la cabeza. De hecho, un 80% de los fallecidos en accidente de moto en carretera lo son por golpe en la cabeza.

Ten en cuenta que sea cual sea el tipo de casco por el que decantes, la visera siempre tiene que estar homologada y en perfecto estado para favorecer la correcta visibilidad durante la conducción. Esta debe mantenerse sin rayas en su superficie y perfectamente anclada al casco.

Además, existen modelos que llevan incorporados sistemas antivaho, como el Pinlock, que favorecen la reducción del empañamiento durante el uso del casco en climas adversos. Este sistema, también homologado, suele ir montado en los cascos de gama media-alta y evita –mediante una lámina plástica sellada por sus bordes con silicona– el empañamiento del mismo durante la conducción.

¿Qué tipo de visera escojo?

Hoy en día, en el mercado se pueden encontrar distintos tipos de viseras. Existen muchas variedades, pero entre ellas predominan las transparentes y las ahumadas. Aunque debes tener en cuenta cuando las elijas que no todas cuentan con la homologación pertinente y no todas las que hay pueden usarse en para conducción nocturnas o de baja visibilidad, pese a contar con su certificado.

Para escoger la visera, tendrás que tener en cuenta el uso que vas a hacer de tu moto, ya que, si circulamos únicamente de día, una visera ahumada puede favorecer nuestra visibilidad, porque te protege del sol. Pero, en cambio si lo hacemos por zonas donde la climatología suele ser adversa, las transparentes serán la mejor opción.

Viseras transparentes

Este tipo de modelo suele ser el que montan por defecto la inmensa mayoría de cascos por ser las de mayor polivalencia. La superficie es completamente transparente y son excelentes para la conducción en todo tipo de escenario. La parte negativa es que su superficie nos protegerá mínimamente de algunos contraluces, por lo que seguramente tengas que usar gafas de sol en los días muy soleados. Aunque muchos cascos ya incorporan una pantalla interior oscurecida a modo de gafas para evitar este problema. Su homologación permite el uso indistintamente durante el día y la noche.

Entre las viseras transparentes para casco existen ciertos modelos coloreados, que son un tipo de accesorio que se vale de un color para mejorar el campo de visión. Las amarillas, azules o anaranjadas son las más comunes y permiten mejorar la visión en los días nublados o cuando se pone el sol. El inconveniente de estos modelos es que no cuentan con homologación y su uso se restringe a circuito.

Viseras ahumadas

Este tipo de viseras ofrecen protección solar que evita reflejos incómodos durante la conducción. Existen diversos tipos de ahumado, desde los más claros a los completamente negros. Esta pantalla es de gran ayuda para días muy soleados, pero su uso está restringido a las horas de luz durante el día. En caso de tener homologación, encontraremos una inscripción en el lateral de la visera que indique “for daytime use only” o “if tinted, for daytime use only”.

De este tipo de viseras podemos encontrar desde pantallas de espejo o irisadas, opciones estéticas que no suelen contar con la homologación para calle, quedando su uso restringido a circuito y competición.

Si necesitas un seguro para tu moto, no dudes en contactar con nosotros.