Según el informe de  del Ministerio del Interior, en 2015 fueron robados alrededor de 39.000 vehículos en nuestro país. A la cabeza de esos robos se encuentra la Comunidad Autónoma de Andalucía, donde se produjeron el 23% de ellos.

La mayor parte de los robos de vehículos en la comunidad andaluza se produjeron en Cádiz, en Sevilla y en Málaga.

Todos estos datos indican que alrededor de una veintena de vehículos son robados en la comunidad andaluza cada día, un dato bastante preocupante para los andaluces propietarios de vehículos.

¿Qué pueden hacer ante esta situación? Además de tomar todas las precauciones posibles para evitar el robo, lo primero que deben hacer para poder estar más tranquilos ante los datos arrojados es contar con un seguro de coche cuya póliza cubra el robo del vehículo.

Los seguros de coches a todo riesgo son los más completos e incluyen entre sus coberturas, la del robo del vehículo. Los propietarios de vehículos nuevos son los que más adquieren este tipo de seguro de coche.

El sector del mercado automovilístico parece que se recupera poco a poco. En el mes de agosto del 2016 se han registrado los mejores datos de ventas de vehículos desde hace 9 años, algo que agradecen, no cabe duda, las compañías aseguradoras. Los seguros de coches son los más demandados, además de porque son obligatorios, también por ese repunte en las ventas mencionado anteriormente.

Con todo lo mencionado, los andaluces se encuentran con otro problema añadido al robo de vehículos en Andalucía: el precio de los seguros de coche en esta comunidad es más caro que el de la media nacional.

Para evitar los robos de vehículos es necesario tomar ciertas precauciones como no dejar el coche abierto, o si lo cerramos no dejar una copia de las llaves del vehículo dentro de él. Esto sería ofrecer al ladrón el robo en bandeja. También, dentro de lo posible, hay que evitar aparcar el coche en zonas poco iluminadas y demasiado solitarias. Antes de abandonar el coche una vez aparcado, hay que comprobar que todas las ventanillas se encuentran subidas. Si el coche dispone de alarma, debemos comprobar que está activada.

Si aun tomando todas estas precauciones, no podemos evitar el robo del coche y vives la mala experiencia de, al ir a utilizarlo, comprobar que no está donde lo dejaste, lo primero que debes hacer es asegurarte de que no se lo ha llevado la grúa. A continuación ponte en contacto con tu aseguradora y con la policía para tramitar la correspondiente denuncia.