Se terminan los meses vacacionales. Llega la vuelta al cole y con ella las hileras de vehículos aparcados a sus puertas. Todos lo vemos cada mañana: coches en segunda fila y en su interior padres al volante que despiden a sus hijos con un beso y les hacen bajar del vehículo para que comiencen su día escolar.

La Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial  (Formaster), ha arrojado un dato más que preocupante en lo que tiene que ver con la seguridad vial de los más pequeños. El 32% de los atropellos que se producen a niños ocurren en zonas muy cercanas a centros escolares y debido a infracciones que se podrían evitar con algo de precaución.

Las normas de sistemas de seguridad del coche son muy estrictas en lo que se refiere a los menores, pero resulta que después se cometen muchas infracciones con ciertas conductas que les ponen en peligro.

El dato arrojado por La Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial, pone de manifiesto que falta concienciación por parte de los padres para que interioricen y pongan en práctica “conceptos básicos de seguridad vial” con los niños.

De nada sirven los reiterados consejos para viajar con niños, si después se cometen errores tan frecuentes como hacer bajar a los menores del coche por la zona de la calzada cuando el coche se encuentra aparcado en doble fila cerca de su centro escolar o cuando se permite cruzar a los niños por zonas por las que no deberían. Estas dos prácticas, por ejemplo, son las que más atropellos de niños provocan.

La seguridad en un coche no depende sólo de una conducción prudente por parte de la persona que se siente frente al volante. La educación vial, el respeto por las normas de tráfico y la prudencia también deben ponerse en práctica por parte de los peatones. Los adultos deben ser el ejemplo para los niños. La Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística recalca este dato porque en la mayoría de atropellos a niños, estos iban acompañados por un adulto en el momento del siniestro.

Además demandan una mayor implicación por parte de los centros escolares para inculcar las normas de seguridad vial en los más pequeños, incluso haciendo que esta materia sea obligatoria en todos los cursos.

Nunca dejar que los pequeños se apeen del coche por el lado de la calzada, exigirles siempre mirar antes de cruzar o caminar por la acera son algunas de las recomendaciones que ofrece La Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística.