Las posibilidades de perder el carné de conducir tienen un componente geográfico. Y es que dependiendo de la ciudad en la que vivas tendrás más opciones de quedarte sin puntos. Así, los conductores de Madrid tienen cinco veces más de probabilidades de perder el permiso para conducir que los de Barcelona, según desvela un estudio publicado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

El “Informe sobre el carnet por puntos en el ámbito urbano”, realizado tras el análisis de 8.118 municipios, concluye que la aplicación de la retirada del carné se realiza de forma "arbitraria y caprichosa" en las capitales de provincia. Esta es una de las principales conclusiones del análisis, ya que no encuentra una explicación "razonable y concluyente" de por qué, por ejemplo, en Alicante se tiene novecientas veces más probabilidades de perder el carné que en Salamanca. En Gran Canaria, una ciudad similar a Alicante en términos de población y tasa de accidentes, las posibilidades también son cinco veces menores.

Más suerte tienen los andaluces, porque viven en la comunidad autónoma donde menos puntos se retiran. Las capitales de Málaga, Huelva, Sevilla, Cádiz y Almería se encuentran entre los diez municipios que menos puntos detraen de España. En Sevilla, por ejemplo, se quitan tres veces menos puntos que en Madrid.

Las capitales vascas de San Sebastián y Vitoria y las catalanas de Tarragona y Girona, por el contrario, se encuentran entre las que más puntos retiran. Las capitales de provincia donde es más probable perder el permiso son, por este orden, Alicante, León, San Sebastián, Palencia, Vitoria, Zaragoza, Tarragona, Oviedo, Valladolid y Girona. Donde menos, en Salamanca, Málaga, Huelva, Sevilla, Cáceres, Palma de Mallorca, Ceuta, Santander, Cádiz y Almería.

Según datos de 2013, en las 52 capitales de provincia hay 8,35 millones de conductores y las multas con puntos ascienden a 241.553 (con un total de 802.557 puntos retirados). En el estudio se concluye que no existe relación entre el censo y el número de multas con puntos, ya que en Málaga (568.479 habitantes), Sevilla (700.169) o Barcelona (1.611.822) la tasa es del 1%, mientras, en Alicante (335.052) y León (130.601) se encuentra alrededor del 8%.

Y es que, según AEA, la retirada "no guarda relación alguna ni con el tamaño del municipio, ni con su censo de conductores o vehículos, ni con el mayor o menor número de accidentes o víctimas que se producen en las vías de su titularidad". Por eso consideran que el permiso por puntos debe ser rediseñado para evitar actuaciones arbitrarias.

Artículo patrocinado por Fénix Directo