Asumamos que ya vamos teniendo una edad, y si te acaba de entra una risilla floja o has sonreído con la frase anterior, es que te has sentido identificad@.

Bueeeno, está bien… las ciudades también estaban repletas de Vespinos pero, fue en los pueblos, donde su vida se alargó durante más décadas mientras que otros lucían sus flamantes Vespas o ciclomotores con diseños más novedosos.

Hace un tiempo os contábamos las diferencias entre moto y ciclomotor situando al famoso Vespino en la familia de los ciclomotores ya que, su principal diferencia con las motos está en los pedales y, por tanto, no es considerado un vehículo a motor.

¿Cómo no íbamos a hacer nuestro pequeño homenaje al Vespino si cumple 50 años? ¡Por supuesto que sí! Ha formado parte de nuestras vidas y además, se trata de un clásico del mundo del motor español. Si los italianos tienen la Vespa como símbolo, nosotros tenemos la Vespino, ¡y a mucha honra!

Por todos estos motivos, y muchos más, la ciudad de Madrid también va a rendir su pequeño homenaje con una exposición dedicada al Vespino los días 17 y 18 de febrero de 2018 en el centro cultural José Luis López Vázquez (San Blas) donde se encontraba la fábrica primigenia de estos famosos ciclomotores.

Como curiosidad, aunque todos asociamos el Vespino a su marca matriz (Piaggio) el modelo se ideó y fabricó íntegramente en Madrid. En la exposición, los visitantes podrán ver alrededor de 30 modelos expuestos de periodos comprendidos entre los años 1968 y 2000, ¡casi nada! También se podrá ampliar información con fotos ilustradas, vídeos, reportajes…

Además, lo mejor de todo (aparte de que la entrada es GRATUÍTA) es que está prevista una marcha donde llegarán, al menos, 150 Vespinos para “hacer ruido” como es debido. Aunque sea un ciclomotor, los conductores no deben olvidar contratar su seguro para favorecer su propia seguridad, ¡es importante! 

¡A por otros 50 Vespino!