El turismo es uno de los motores de nuestra economía, no sólo para hoteles y restaurantes, sino también para el sector del motor.

Ahora que se acerca el verano, las ventas de coches en mayo han subido un 21% por el tirón del turismo, atraído a nuestro país por el clima, las playas y la inigualable gastronomía que hacen de España un paraíso.

Las alquiladoras de coches se han asegurado de contar con el suficiente número de vehículos para poder abastecer la demanda del turismo este verano, y, como consecuencia, han comprado 34.098 unidades en mayo.

Con esta importante ayuda de las alquiladoras de coches de cara al verano, las ventas de coches en España en el mes de mayo han subido un 21% con respecto al año pasado.

La recuperación del sector motor siempre es un buen indicativo de la tendencia a la recuperación económica general del país. Y en este caso, los datos no pueden ser más alentadores. Este mes de mayo ha sido el mejor mes en ventas de vehículos desde hace ocho años, se trata además, del tercer mes consecutivo en el que se superan las 100.000 unidades vendidas, una cifra nada desdeñable.

Los fabricantes de automóviles calculan una venta diaria de 5000 unidades de vehículos en el mes de mayo, algo que sin duda, no sólo reactiva al sector, sino que además ayuda a renovar el parque móvil, con una media de 11 años de antigüedad, que hace que aumente la seguridad al volante.

Pero no todo son celebraciones entre los concesionaros y vendedores. Estos son más cautos con los datos obtenidos en lo que respecta al aumento de las ventas de coches en el mes de mayo. En el cómputo obtenido, hay un dato que preocupa, y es que menos de la mitad de esas ventas obtenidas han sido realizadas por particulares. La mayoría se han conseguido a través de la compra por parte de empresas y alquiladoras.

Los concesionarios advierten de que para que el dato sea indicativo de un mercado sano, las familias deberían copar más de la mitad de las ventas logradas.

Hasta que eso no ocurra, podemos decir que a España siempre le quedará el turismo, potente dinamizador de las compras de coches, algo que el sector del motor, sin duda, agradece hasta tal punto que, si se sigue este ritmo, para el 2017 se espera recuperar la normalidad total y la recuperación definitiva del sector, tras años de crisis sin precedentes.

Artículo patrocinado por Fénix Directo