La seguridad vial cuando conducimos una moto depende del buen estado del vehículo y de nuestro correcto estado físico y mental.

Montar en moto supone un desgaste físico que hay que tener en cuenta cuando nos subimos sobre uno de estos vehículos de dos ruedas dispuestos a realizar un trayecto. Los profesionales de la fisioterapia lo han querido poner de manifiesto y alertar de que al montar en moto realizamos ejercicio, adoptando posturas y haciendo esfuerzos con nuestro cuerpo que suponen el mismo desgaste que un entrenamiento y que, de no hacerse de la manera adecuada, puede acarrear lesiones.

Por ello, sobre todo si nos disponemos a preparar un viaje largo en moto en verano, en invierno o en cualquier época del año, debemos evitar sobrecargar los músculos adoptando malas posturas o cargando mucho peso durante demasiado tiempo. Cualquier molestia física durante el trayecto puede poner en peligro la seguridad sobre la moto.

Desde el Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid ha querido ofrecer una serie de consejos para evitar lesiones derivadas de los viajes en moto en los que se adoptan malas posturas como pueden ser el lumbago, molestias en las cervicales o en los dorsales, en las extremidades, etc.

Los profesionales de la fisioterapia recomiendan que, al igual que realizamos estiramientos y un precalentamiento antes de hacer ejercicio en un gimnasio o al aire libre, realicemos dichos estiramientos antes de exponernos al desgaste físico que supone montar en moto.

Deberemos, pues, ocupar cinco minutos de nuestro tiempo en realizar estiramientos de precalentamiento antes de emprender cualquier recorrido en moto y, durante el viaje, si es largo, cada 150 km o 200 km.

Para protegerte de posibles accidentes provocados por las distracciones que pueden generarte ciertas incomodidades físicas, trata de realizar el precalentamiento recomendado por los especialistas y que consiste en estiramientos de cuello haciéndolo girar de izquierda a derecha y de derecha izquierda, despacio y a modo de rotación; agarrarse los tobillos con las piernas estiradas, inclinando la espalda y la cabeza hacia delante; alienar los hombros con los pies y flexionar las rodillas con la espalda recta varias veces.

Los especialistas también indican una serie de estiramientos que se pueden realizar en parado, sobre la moto, como puede ser agarrarse la bota por detrás mientras se está sentado sobre el asiento y tirar del pie hacia arriba, acercar el codo hacia el pecho cogiéndolo con la otra mano y tirando de él, o estirar los brazos y desentumecer las muñecas girándolas y estirando los dedos de las manos.

Elegir un modelo de moto a la que tu cuerpo se adapte de la manera más correcta será primordial para evitar dolores musculares.