Entre los hábitos de conducción que todas las personas que se sientan frente al volante deben seguir, no puede faltar el del uso del cinturón de seguridad.

Se trata de uno de los elementos de seguridad del coche imprescindibles para salvar vidas y evitar lesiones graves ante un posible accidente de tráfico.

Pero el cinturón de seguridad puede perder su eficacia si no se usa de la manera adecuada, algo que ocurre con frecuencia.

Tanto si alquilas un coche, como si posees uno o eres llevado por alguien en su vehículo, de lo primero que debes cerciorarte es de que el cinturón de seguridad que vas a utilizar se encuentra en buen estado y después de que te lo colocas bien.

Sigue los consejos que la DGT (Dirección General de Tráfico) ofrece de manera habitual para asegurarte de que estás usando de forma correcta el cinturón de seguridad. Esta institución advierte e los peligros de su mal uso y de los riesgos a los que es sometida la seguridad durante la conducción.

Utilizar de forma incorrecta el cinturón de seguridad puede provocar lesiones en órganos blandos e internos como el hígado, el bazo y zona abdominal.

Para evitarlo debes asegurarte de que al colocar el cinturón de seguridad no cometes los siguientes errores:

  • Poner el cinturón de seguridad demasiado flojo.
  • Poner el cinturón de seguridad pegado a la zona del cuello.
  • Poner el cinturón de seguridad retorcido.
  • Colocarse en una mala postura como puede ser el cuerpo demasiado reclinado o los pies subidos en el salpicadero, mientras nos movemos en un vehículo con el cinturón de seguridad puesto.
  • Colocar el cinturón de seguridad pegado al brazo.
  • Colocar el cinturón de seguridad sobre la zona de la tripa.

Todos estos errores pueden provocar que, ante un accidente o un frenazo brusco, nos falte seguridad ante el volante en zonas como el cuello, el abdomen, antebrazo, hígado, costales y bazo, que se podrían dañar. Además las malas posturas del ocupante y del cinturón pueden provocar desplazamientos inapropiados del cuerpo, incluso pudiéndose deslizar el cuerpo por debajo del cinturón cuando los pies son apoyados en el salpicadero y el cinturón está demasiado flojo.

La forma correcta de ponerse el cinturón es la siguiente:

  • La banda perpendicular que cruza el tronco, debe colocarse entre el cuello y el hombro, sobre la zona de la clavícula.
  • La banda horizontal debe colocarse sobre la zona más prominente de la pelvis, nunca por encima del abdomen.
  • Debe ajustarse bien el cinturón al cuerpo y evitar que quede flojo.