Con la llegada del frío, los motoristas no sólo deben atender a su protección contra las inclemencias de la climatología, sino que también deben preparar la moto para el invierno.

Una puesta a punto de la moto es necesaria para garantizar que nuestro vehículo soportará las temperaturas extremas y las condiciones adversas de la carretera sin correr peligro.

Prepara tu moto para el invierno atendiendo a los siguientes puntos que te marcamos a continuación y así lograrás estar protegido ante accidentes y disfrutar durante más tiempo de una moto en buenas condiciones:

  • Utiliza un buen aceite: no escatimes en este elemento imprescindible para el buen funcionamiento de la moto. Piensa que, en invierno, las piezas y los engranajes suelen endurecerse con el frío. Una buena lubricación de las mismas, garantizará la buena estabilidad de la moto y evitará averías. Existen aceites adaptados al frío que dan un excelente resultado.
  • Vigila el estado de la batería de tu moto: una batería con pleno rendimiento permitirá que tu moto soporte mejor las bajas temperaturas del invierno. Además, con una batería en buen estado evitarás quedarte tirado en cualquier carretera alejado de un lugar donde poder cobijarte en pleno invierno.
  • El estado de los neumáticos de tu moto en invierno: no importa la época del año que sea. Unos neumáticos en mal estado son siempre un peligro. Pero en invierno, aún más, ya que la humedad provocada por las lluvias y la nieve, hace que el suelo sea más resbaladizo. Unos neumáticos desgastados no garantizarán el agarre necesario en estas condiciones.
  • Los frenos: la distancia de frenado aumenta con unos frenos en mal estado. En invierno aún más, ya que la adherencia en carretera es más dificultosa. Prepara tu moto para el invierno atendiendo también a este elemento imprescindible para una conducción segura. Para evitar que se gripen, desengrásalos y límpialos con aire a presión.
  • Si la refrigeración de tu moto es líquida, asegúrate de que el líquido que utilizas en invierno usa una mezcla adecuada para soportar temperaturas bajo cero y así evitar que se congele.
  • El último de los consejos para preparar tu moto para el invierno, es que al igual que nosotros sacamos las prendas más abrigadas para vestirnos en esta época del año, prepares también el armario de invierno de tu vehículo. Protege tu moto cubriéndola con un protector, siempre que permanezca aparcada. Así evitarás que la carrocería se estropee debido a la climatología y a las temperaturas extremas, logrando que tu moto luzca un buen aspecto exterior durante más tiempo.

Artículo patrocinado por Fénix Directo