La seguridad en el coche disminuye cada vez que cometemos alguna infracción al volante.

Es cierto que siempre habrá conductores más responsables y precavidos que otros, pero, seamos sinceros y que levante la mano quien no haya cometido alguna vez alguna infracción durante la conducción.

Algunas infracciones están a la orden del día y son muy frecuentes. A continuación te mostramos la lista de las principales infracciones al volante. Toma buena nota de ellas y tenlas presentes para no caer en el error de volver a cometerlas y poner en peligro tu seguridad y la de los demás:

  • Usar el teléfono móvil: es la reina de las infracciones al volante. Ya sea para hablar o para enviar o leer mensajes, por desgracia, esta forma de actuar mientras conducimos, es mucho más que una mala costumbre. Es una infracción que pone en peligro tu vida y la de los demás.
  • Sobrepasar el límite de velocidad: tanto en ciudad como en carretera, cada día se puede observar a cientos de conductores que pisan de más el acelerador. Viajar seguro en el coche depende, en gran parte y entre muchas otras cosas, de respetar los límites de velocidad establecidos por ley. Ante un siniestro o accidente, la velocidad será un factor clave para que las consecuencias pasen de, un buen susto a ser una situación trágica.
  • No respetar las distancias de seguridad: ¿alguna vez has sufrido a ese conductor molesto que se pega a la parte trasera de tu coche? Esta es una de las infracciones al volante más frecuentes. La vemos todos los días. Las personas que la cometen, quizás no son conscientes de que, ante un frenazo inesperado, golpearán al coche que llevan delante. Además, con este tipo de actitud, lo único que consiguen es poner nervioso al conductor que llevan delante, distrayéndolo de su conducción y poniendo, así, en riesgo su seguridad.
  • No respetar las señales de tráfico: saltarse un ceda el paso, un stop, un semáforo en rojo o adelantar pisando la línea continúa, son algunas de las infracciones más frecuentes al volante que, desde la Dirección General de Tráfico, aseguran haber captado a través de su vigilancia aérea.

Recuerda que una conducción segura depende, no sólo del buen estado de tu vehículo y de las carreteras. Tu actitud ante el volante es primordial para no ponerte en peligro ni perjudicar al resto de conductores y peatones. Las pequeñas distracciones o la conducción brusca pueden ser armas letales.

Artículo patrocinado por Fénix Directo