La seguridad al volante debe ser tu prioridad siempre que te dispongas a conducir, independientemente de la distancia que vayas a recorrer. Sin embargo, es cierto que al conducir en viajes largos, nos enfrentamos a peligros y distracciones diferentes, propios de pasar largas horas en la carretera.

En el caso de la conducción en viajes largos, además de las normas básicas que siempre debes aplicar para preservar tu seguridad (ponerte el cinturón y respetar las normas de circulación), hay varias pautas que debes tener en cuenta y que pueden ayudarte a aumentar dicha seguridad y a que viajes más tranquilo y cómodo.

A continuación, te ofrecemos unos cuantos trucos para conducir en viajes largos. Toma nota porque, gracias a ellos, lograrás que el recorrido sea más ameno, menos cansado y que el viaje se mantenga agradable, seguro y tranquilo:

  • Descansa antes de conducir: ponerse frente al volante si estamos cansados siempre es peligroso, ya que, durante la conducción, debemos tener los cinco sentidos fijados en lo que hacemos. El cansancio nos distrae. En recorridos largos, además podemos correr el peligro de dormirnos frente al volante. Lo ideal es dormir alrededor de ocho horas antes de un viaje largo en coche.
  • Antes de arrancar: ajusta bien el asiento y los espejos, de forma que tu postura durante la conducción sea cómoda y permita una buena visibilidad.
  • Viste ropa cómoda: viajar incómodo puede distraer tu atención, lo cual puede ser un peligro durante la conducción. En viajes largos en los que vas a conducir durante bastantes horas, procura vestir ropa holgada que te proporcione la movilidad necesaria y que mantenga una temperatura corporal óptima.
  • Bebe agua: mantenerte hidratado durante todo el trayecto cuando tienes que conducir en viajes largos hará que te sientas mejor. Una buena hidratación te mantendrá despejado y te permitirá centrar toda tu atención en los mandos del coche y en la carretera; así como evitar distracciones derivadas del malestar producido por la sed que puedes llegar a sentir si no bebes agua.
  • Evita distracciones por aburrimiento: si viajas solo y tienes que conducir varias horas, puede ocurrir que te invada el aburrimiento. Muchas personas tienden a comer, a hablar por teléfono o a fumar mientras conducen. Para combatir el aburrimiento, procura parar a descansar cada dos horas. Come en servicios de estacionamiento o toma un café para despejarte, pero siempre parado. Mientras conduzcas, evita soltar los mandos del coche para hacer otras cosas. Escucha música para entretenerte o mantenerte despierto y, para ganar en seguridad ante el volante, si tienes que hablar por teléfono, usa el dispositivo de manos libres.

Todos estos trucos para conducir en viajes largos te ayudarán a realizar un viaje más seguro y distendido.

Artículo patrocinado por Fénix Directo