Viajar en coche con niños es una actividad de lo más común. Usamos el coche para llevarlos al colegio, para hacer visitas a otros familiares, para irnos de viaje, para ir al supermercado, etc.

Sea cual sea el motivo, por el cual debes viajar en coche con niños y sea cual sea la duración de ese trayecto, hay ciertas precauciones que debes tomar siempre para garantizar la seguridad de los más pequeños.

Además, debes tener en cuenta la impaciencia y la alta actividad mental y física que poseen los niños, por lo que, también, es importante que les prepares antes del trayecto, para que viajen cómodos, tranquilos y entretenidos.

Antes de viajar en coche con niños, ten en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Si el niño tiene menos de 12 años, debe viajar siempre en los asientos traseros y en la correspondiente silla de retención infantil homologada dependiendo de su peso y estatura.
  • Antes de salir, habla con los más pequeños. La comunicación con ellos siempre es importante. A los niños les gusta saber. Necesitan saciar su curiosidad. Explícales a dónde vais a dirigiros con el coche, cuánto vais a tardar, las paradas que vais a realizar durante el camino y la importancia de mantener una actitud tranquila dentro del vehículo (no gritar, no saltar, etc). Los niños también deben ser conocedores de los riesgos que acarrea viajar en coche o poner nervioso al conductor. No se trata de que cojan miedo al coche, sino de que sean responsables.
  • Cuando te dispongas a viajar en coche con niños, prepara el ambiente del vehículo para que resulte cómodo y agradable. Ajusta la temperatura para que los pequeños no tengan frío o demasiado calor. Además, pon ropa cómoda a los niños y prepara algo de comer y agua por si les entra hambre o sed durante el camino.
  • Mantener a un niño entretenido mientras viaja en coche, puede ahorrarte problemas de impaciencia y quejas durante el trayecto. Cuadernos para dibujar, una película, música con cascos, adivinanzas, etc. Son muchos los juegos de entretenimiento que pueden mantener tranquilo al pequeño de la casa.
  • Si viajas en coche con niños justo a la hora en el que suelen echarse una siesta, ten por seguro que se dormirán.

Artículo patrocinado por Fénix Directo