El blog de los seguros de El Corte Inglés

¿Por qué me salen arrugas y cómo puedo prevenirlas?

¿Por qué me salen arrugas y cómo puedo prevenirlas? Vida saludable

El envejecimiento es un proceso natural que no podemos detener. Las arrugas son una manifestación del envejecimiento cutáneo, aunque no podemos prevenir su aparición, podemos minimizarlas y retrasar su aparición.

 

¿Por qué aparecen las arrugas?

 

A partir de los 20 años, perdemos una pequeña cantidad de colágeno cada año, especialmente alrededor del 1%. Una situación similar ocurre con las fibras de elastina, por lo que entre los 25 y los 30 años empezamos a notar que nuestra piel es más fina y frágil.

 

El ácido hialurónico es otro componente que la piel pierde con la edad. Su función es retener la humedad (hidratación) y actuar como colchón que mantiene la estructura y densidad de la piel.

También debemos tener en cuenta que a medida que envejecemos, la renovación celular de la epidermis también se ralentiza, lo que hace que la piel luzca más fina, más pequeña, más rugosa y / o exfoliada.

Todos los días utilizamos gestos faciales, asumiendo que se forman ciertos pliegues en la piel, las llamadas líneas de expresión. Con el tiempo, debido a la falta de todos los componentes de la piel, las líneas de expresión se vuelven más evidentes, profundas y visibles.

 

30 a 40 años

A estas edades, los niveles de colágeno y elastina comienzan a disminuir o sus efectos disminuyen. La gente está comenzando a ver los cambios causados ​​por el daño solar, y bajo estas condiciones se requiere protección y regeneración de la piel.

 

40-50 años

La piel se vuelve más áspera, las líneas de expresión son más pronunciadas y se localizan en arrugas estáticas. Los signos del envejecimiento están aumentando en número y profundidad. A su vez, la piel pierde firmeza y aumenta la flacidez.

En esta etapa, la luminosidad característica se pierde debido a la disminución de los niveles de estrógenos femeninos.

 

50 a 60 años

Aparecen manchas en la piel que pueden agravar el envejecimiento y hacer que el tejido de la piel sea más áspero. Las arrugas dinámicas son muy obvias, mientras que las arrugas estáticas aumentan en gran medida su profundidad y número.

 

 ¿Cómo prevenimos las arrugas?

Además de la edad, existen muchos factores que afectan la aparición de arrugas. Encontramos algunos de ellos:

 

-Anti-UV

La principal causa del envejecimiento es el daño solar. Incluso en días nublados, se recomienda utilizar un factor de protección solar mayor o igual a 50. Además, si se expone durante mucho tiempo, se debe repintar cada 2 horas.

-Limpieza diaria

Si tu piel no está limpia por la noche, su oxidación será difícil y los poros se verán sucios y más abiertos. Durante el descanso, la piel puede renovarse y regenerarse con más fuerza. Por eso, no olvides la costumbre de desmaquillarte.

 

-Beber suficiente agua

Beber al menos 2 litros de agua al día es fundamental para mantener el cuerpo hidratado y hacer que la piel esté llena de luminosidad. El cuerpo necesita mantener un nivel óptimo de hidratación para que todos sus sistemas funcionen correctamente.

Como decíamos al principio del artículo, no debemos olvidar que el contenido de ácido hialurónico comienza a disminuir después de los 40 años, lo que conduce a una piel seca e inelástica, pérdida de elasticidad y arrugas.

 

-Evite fumar y beber

Las toxinas contenidas en los cigarrillos afectan la adecuada oxigenación del corazón, los pulmones y las células epiteliales.

 

-Hacer actividades físicas

El ejercicio físico liberará endorfinas y ayudará a evitar el estrés. También ayuda a retardar el envejecimiento de la piel. Cuando las fibras musculares se contraen, liberan sustancias antiinflamatorias y antioxidantes (actina).

 

-Masajea tu cara

Enfrentar las consecuencias de la tensión diaria, la presión, el exceso de trabajo, la preocupación, el disgusto, las riñas, etc. Así como sufrimos de contracturas por dolor de espalda o articulaciones, nuestros músculos faciales también se vuelven rígidos. A largo plazo, esto puede provocar la aparición de grandes arrugas prematuras.

Otro método consiste en realizar un automasaje suave pero firme en la cara y el cuello todas las noches:

 

-Realizar alisado de la frente

-Masajea suavemente los ojos.

-No olvides masajear las puntas de la nariz y los labios.

-Hacer círculos en las mejillas

-También cuídate

 

Otro aspecto importante es la alimentación. Una dieta sana y equilibrada ayudará a que su cuerpo funcione mejor y, por lo tanto, beneficiará a su piel.

En primer lugar, conviene señalar que determinados alimentos favorecen la desnutrición, por lo que debemos reducir al máximo:

 

-Azúcar y edulcorantes

-Aceite para freír y refinado

-Harina refinada

-Aditivos artificiales

-Carnes rojas y embutidos

 

En cambio, aumentaremos el consumo de los siguientes alimentos:

Primeros aceites vegetales prensados ​​en frío: oliva, coco, lino, germen de trigo, sésamo.

 

 

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.