¿Problemas en la boca? El estomatólogo en el seguro de salud

El estomatólogo es uno de los especialistas que pueden ayudarte si tienes problemas de encias, dientes, o en la boca en general. ¿Cuál es su papel? ¿Se diferencia de un odontólogo? Vida Saludable

Calcula tu seguro de salud

Para poder hablar de estomatólogos en los seguros de salud antes de nada debemos saber en qué consiste la estomatología, cuál es la formación de estos profesionales de la salud, los lugares donde trabajan y el tipo de patologías que tratan.

En la mayoría de las ocasiones, cuando pensamos en la salud bucodental y en los profesionales dedicados a ella, pensamos principalmente en los odontólogos, en los higienistas dentales y también en los protésicos dentales, pero se nos suele escapar otro grupo de profesionales que también trabajan en hospitales y clínicas dentales conocidos como estomatólogos.

La estomatología es una especialidad médica relacionada con el tratamiento integral de todas las patologías o trastornos relacionados con la boca (encías, mucosas, paladar, lengua, mandíbula, maxilar, glándulas salivares, etc.). Por lo tanto, de esto se deduce que un estomatólogo es en realidad un médico especializado que ha estudiado la carrera universitaria de medicina, además de los años de especialización en el MIR, por lo que se trata de profesionales con una alta cualificación académica. A esta especialidad de la medicina, la estomatología, también se la conoce como “ciencias de la boca”.

Pese a que ambos profesionales de la salud realizan prácticamente las mismas labores, los diferencia la formación que han recibido: el odontólogo estudia la licenciatura de odontología, y el médico estomatólogo se forma a través de la licenciatura de medicina y cirugía, más la especialización en estomatología o “ciencias de la boca”. Es muy importante recalcar que ambos profesionales de la salud están perfectamente cualificados para realizar cualquier tratamiento buco-dental con eficacia. Estos dos grupos de profesionales de la salud son conocidos como “dentistas”, pudiendo ser uno u otro el que te atienda en una clínica dental.

A un estomatólogo se le llama así porque su trabajo consiste en diagnosticar, tratar y prevenir las enfermedades del aparato estomatognático, en el que se incluyen:

  • Los dientes.
  • El periodonto (ligamentos que unen el diente al maxilar).
  • La articulación temporomandibular.
  • El sistema neuromuscular.
  • Las estructuras de la cavidad oral (lengua, paladar, etc. y otras estructuras anatómicas implicadas como los labios, la orofaringe o las amígdalas).

A día de hoy, existen todavía médicos estomatólogos, pero esta especialidad de la medicina se dejó de cursar poco a poco a mediados de los 80, por lo que el número de estomatólogos va disminuyendo a medida que estos se van jubilando, y el número de odontólogos aumenta, ya que actualmente es la única carrera universitaria existente para formarte como “dentista”.

El estomatólogo, al ser médico, puede relacionar los problemas de la boca con la salud en general

El hecho de poder ser tratado por un médico estomatólogo es un punto a tener en cuenta, ya que, al ser médico, podrá relacionar los problemas de la boca con la salud en general, pudiendo detectar otros problemas o enfermedades derivadas de alguna patología bucodental. En ciertas ocasiones, el médico estomatólogo puede hacer determinadas pruebas que un odontólogo no, como por ejemplo biopsias de la cavidad bucal, mientras que el odontólogo deberá ceñirse a los dientes y encías, derivando al paciente a un médico especialista si observa alguna patología que no dependa de él.

Queda un profesional de la salud al que todavía no hemos hecho referencia, y es el cirujano maxilofacial, dedicado a enfermedades congénitas o adquiridas en la cara, el cuello, la cabeza, la cavidad oral y los maxilares. La mayor parte de enfermedades adquiridas con las que lidian los cirujanos maxilofaciales suelen ser de origen traumático, tumoral, por envejecimiento o degeneración. Son licenciados en medicina y cirugía, y además realizan la especialidad de cirugía maxilofacial a través de un MIR con residencia hospitalaria.

El estomatólogo en el seguro de salud

Los seguros de salud, en su mayor parte, no incluyen los servicios dentales, que tendrán que ser contratados adicionalmente por el asegurado como suplemento de la póliza.

Los seguros de salud pueden incluir un seguro dental suplementario

En El Corte Inglés Seguros podrás realizar una comparativa de seguros médicos, y calcular tu seguro en función de las coberturas que necesites. En muchos de estos seguros se puede contratar de forma adicional la cobertura dental. 

Algunas de las coberturas más habituales en este tipo de seguros dentales son:

  • Diagnóstico por imagen.
  • Odontología preventiva.
  • Odontología conservadora.
  • Endodoncia.
  • Odontopediatría.
  • Periodoncia.
  • Ortodoncia.
  • Cirugía.
  • Prótesis.
  • ATM.
  • Implantología.
  • Estética dental.

Problemas bucodentales más comunes

Algunos de los problemas frecuentes a los que se enfrentan los médicos estomatólogos y los odontólogos son:

Caries dental

En segundo lugar, tras el resfriado común, la enfermedad o problema más frecuente de la población es la caries dental. Esta se origina cuando la placa bacteriana se junta con los almidones o los azúcares de la comida. Esta unión da lugar a un ácido que ataca al esmalte de nuestros dientes.

Halitosis

El mal aliento puede ser causado por multitud de afecciones dentales como las caries, el cáncer oral, bacterias en la lengua o la enfermedad de las encías, por citar algunos ejemplos.

La enfermedad de las encías

En el argot médico se la conoce por enfermedad periodontal y se trata de una infección en la encía que rodea los dientes, provocando en muchos casos la caída de los mismos.

Cáncer oral

Se trata de un tipo de cáncer que ataca la estructura bucal, siendo los principales factores de riesgo el tabaquismo y el alcoholismo.

Sensibilidad dental

Es un problema muy común que causa molestias en los dientes al entrar en contacto con aire frío, comidas dulces, bebidas frías y calientes, helados, etc.

Úlceras bucales

Más conocidas como aftas o llagas, son úlceras en el interior de la boca, que no son contagiosas y pueden ser producidas por diversos factores.

Maloclusión

Se da cuando los dientes y la mordida no están alineados y se generan problemas como el dolor de mandíbula. El tratamiento para la maloclusión es la ortodoncia, que corrige la alineación de los dientes para garantizar la salud dental.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS