El blog de los seguros de El Corte Inglés

Beneficios del baile en la salud

Beneficios del baile en la salud Vida saludable

El baile, aunque no te lo parezca, es una buena manera de ponerse en forma a cualquier edad. Y no sólo es divertido, la danza tiene muchos beneficios positivos para la salud.

Lo bueno del baile es que alegra la vida y los corazones, por eso cuando alguien decide iniciarse en un tipo de ejercicio físico suele tener en cuenta el nivel de diversión y satisfacción que le supone. Y esta disciplina nos aporta todo eso.

En 1982, por iniciativa del Comité Internacional de Danza, se proclamó por la UNESCO el 29 de abril como Día Internacional de la Danza. Su objetivo es reunir a todos los que han elegido esta forma de expresión para superar todo tipo de barreras culturales, políticas y éticas y celebrar la danza y su diversidad.

El baile tiene muchos beneficios en nuestra salud tanto física como mental. Si los desconoces, presta atención porque te los contamos.

Bueno para la salud cardiovascular

La danza es una actividad excelente para las personas que padecen riesgo de enfermedad cardiovascular. Así lo afirma un estudio publicado a través de Journal of the American Heart Association: Cardiovascular and Cerebrovascular Disease  que determinó que las personas con insuficiencia cardíaca que practicaron el baile como ejercicio, mejoraron la salud de su corazón, así como la respiración y la calidad de vida de manera significativa.

Ayuda a perder peso

Si practicas bailes con asiduidad lograrás perder peso. Gracias al ejercicio aeróbico que se realiza, se trabajan los músculos mientras se pierden calorías. Por este motivo, la danza es una gran aliada de las dietas de adelgazamiento y de aquellas personas que quieren mantenerse en su peso de forma divertida.

Mejora la flexibilidad, la fuerza y la resistencia

Bailar en muchas ocasiones requiere tener una buena flexibilidad, especialmente si hablamos de danza clásica. La mayoría de las clases de baile empiezan realizando ejercicios de calentamiento que incluye activar la flexibilidad y estiramientos. Cuando bailas, debes esforzarte por alcanzar el rango de movimiento de todos los grupos musculares y lograr una coordinación de tu cuerpo.

Además, bailar aumenta la resistencia. Muchos estilos de baile, como el jazz y el ballet, requieren hacer saltos en el aire y estos movimientos necesitan que se ejerza una gran fuerza por parte de los principales músculos de las piernas.

Como la danza es un ejercicio físico, aumenta la resistencia corporal. Esta resistencia es la capacidad que tienen los músculos para trabajar duro en períodos cada vez más largos de tiempo sin fatigarse.

Nos hace sentir más felices

Bailar es un acto que casi todo el mundo disfruta haciendo. De hecho, si observas una persona mientras está bailando, es muy probable que la veas sonreír. Por eso bailar nos ayuda a estar más contentos.

Nos ayuda contra el estrés y la depresión

Se ha demostrado que uno de los beneficios del baile es que ayuda a prevenir la depresión leve en personas de edad avanzada. Bailar libera dopamina, adrenalina y noradrenalina, responsables de la liberación del estrés. Por eso, tras una sesión de baile te encontrarás más despejado y de mejor humor.

Además, como eleva el nivel de endorfinas del organismo, la danza es un buen aliado contra los estados de depresión, la ansiedad y el estrés mental ya que proporciona una gran sensación de bienestar.

Como el baile es una actividad social, ayuda con los sentimientos de aislamiento que padecen las personas que sufren de depresión y algunas veces las personas mayores que viven solas.

Mejora la confianza y autoestima

La danza también nos ayuda a mejorar la confianza. Cada vez que consigues dominar un nuevo paso de baile, experimentas un aumento de la confianza, y tu estado de ánimo se elevará. Este aumento de la confianza se trasladará a todos los aspectos de tu vida.

Algunos estudios han demostrado que los fuertes lazos sociales y la socialización con los amigos contribuyen a generar una alta autoestima y a tener una actitud positiva. Además, bailar proporciona muchas oportunidades de conocer a otras personas.

Mejora la memoria

El baile también puede aumentar la memoria, además de mejorar distintas habilidades psicológicas.

Estudios científicos revelan que el ejercicio aeróbico puede revertir la pérdida de volumen en el hipocampo, la parte del cerebro que controla la memoria. El hipocampo se encoge de forma natural durante la edad adulta, lo que a menudo conduce a problemas de memoria y, a veces la demencia. Por lo que su práctica fortalece la memoria y cuida de la actividad cerebral.

Eficaz contra el alzhéimer

Un estudio reveló que practicar baile con frecuencia, ayuda a evitar los efectos de la enfermedad de Alzheimer. Asimismo, se ha demostrado que algunas personas que padecen la enfermedad son capaces de recordar partes olvidadas cuando bailan la música que solían conocer.

Potencia la inteligencia kinestésica

Durante mucho tiempo se han alabado los beneficios que tiene el baile para la salud, por lo general como el ejercicio físico. Ahora, los estudios también han demostrado que potencia la inteligencia kinestésica.

Por eso cuando buscas mejorar tu agudeza mental, involucrarte en actividades que requieren la toma de decisiones rápidas, en segundos, es una buena idea. Y una forma de hacerlo es aprender algo nuevo, no sólo el baile, cualquier otra cosa nueva.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.