El blog de los seguros de El Corte Inglés

La canela un antioxidante natural

La canela un antioxidante natural Vida saludable

La canela es una especia muy apreciada que se extrae de la corteza interior del árbol llamado “Cinnamomum”. Este es un género de árboles y de arbustos perennes que pertenecen a la familia de las lauráceas.

Esta especia se consume desde la antigüedad y siempre fue ha sido muy apreciada en la cocina. Su nombre científico es cinnamomum zeylanicum, y a ella se le atribuyen numerosos beneficios para la salud que tienen que ver especialmente con su carácter antioxidante gracias a su contenido en flavonoides (catequinas).

Su uso no se reduce solo al mundo del dulce y la repostería, ya que gran cantidad de guisos se condimentan con canela. A esta especia se le atribuyen propiedades carminativas ya que ayuda a expulsar gases del estómago, lo que facilita las digestiones y otros problemas estomacales.

Beneficios para el organismo

La canela es conocida también por su carácter antibiótico, tiene capacidad antimicrobiana, antifúngica y antivírica. Todos estos beneficios se deben a su contenido en aldehídos, tales como el cinamaldehído, que es el causante de su olor y sabor originales, eugenol, ácido cinámico, linalol, farnesol y safrol. Esta concentración de favores hace que se use, en algunas ocasiones, con fines de conservación en alimentos.

Un estudio realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) demostró en el año 2006 que la canela, al igual que otras especias, es uno de los alimentos con mayor actividad antioxidante. También se ha demostrado que ayuda a reducir el colesterol y gracias a su contenido en vitamina C, ayuda a asimilar el hierro, que de otra forma no se absorbe.

Asimismo, se ha investigado su idoneidad para ayudar a inhibir la acumulación de una proteína en el cerebro que origina la aparición del Alzheimer.

Otra de las cualidades de la canela es su acción gastroprotectora, inmunomoduladora y su capacidad para regular la tensión arterial. También ayuda a controlar los niveles de azúcar y los lípidos en sangre.

Destaca por su contenido tanto en calcio como en potasio, aunque también contiene hierro, fósforo, magnesio y sodio. Además, aporta vitamina A, vitamina C y ácido fólico.

Pero alrededor de esta afamada especia también se han difundido una serie de propiedades que realmente no están probadas. Se le han atribuido supuestas propiedades afrodisíacas que no están probadas científicamente, y tampoco existen evidencias que asocien el consumo de canela con la pérdida de peso o el adelgazamiento. De hecho, los expertos atestiguan que más bien se trata de un mito alimentario que se reactiva cada cierto tiempo.

Usos de la canela

La canela por sus múltiples cualidades puede ser utilizada para muchas cosas. Existen diversos preparados que se pueden comprar o que puedes realizar tú mismo en casa. Por ejemplo, sirve para tratar algunas enfermedades que se relacionan a los hongos y las bacterias, como son:

  • Infecciones vaginales: por si no lo sabías la canela es neutralizadora de la Candida albicans. Para aliviar los síntomas, puedes hacer un lavado con un litro de agua con una cucharada de canela en rama desmenuzada.
  • Hongos en los pies o en las uñas: si sufres de alguna de estas afecciones, puedes realizar un baño de pies. Para ello añade al recipiente una infusión de dos cucharadas de canela en rama disueltos en algunos litros de agua tibia.
  • Infecciones respiratorias: para aliviar un problema en las vías respiratorias puedes recurrir a la canela para realizar gárgaras con una infusión de canela. Te servirá para tratar anginas, laringitis y faringitis.
  • Úlceras en la boca: si padeces esta molestia, puedes hacer enjuagues bucales con un té hecho con media cucharadita de canela por taza de agua.
  • Mal aliento: para poner remedio a esta molesta afección puedes hacer enjuagues bucales, como en el caso anterior, con una mezcla de varias cucharadas de canela por litro de agua.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.