El blog de los seguros de El Corte Inglés

Consejos para dejar de fumar sin engordar

Consejos para dejar de fumar sin engordar Vida saludable

Si dejar de fumar ya es complicado, a ello se le suman una serie de cambios que, en muchas ocasiones, el fumador, no está dispuesto a asumir. Hace falta mucha fuerza de voluntad y en muchos casos ayuda externa para superarlo.

Uno de los motivos por los que la gente se piensa mucho dejar de fumar es por miedo a engordar. Se pueden ganar entre dos y cinco kilos de peso en los cuatro y seis meses siguientes.

Pero lo que es más importante antes que todo esto es que el tabaco, a larga, mata, y es muy nocivo para salud, por lo que el miedo a subir de talla no debe ser un motivo que te impida decir adiós a este hábito tan perjudicial.

Recuerda que aquellas personas que fuman tienen más riesgo de sufrir enfermedades como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfisema pulmonar, y cáncer. Además, el tabaco no solo ocasiona problemas pulmonares, también está asociado al cáncer de vejiga. Así que deja de buscar excusas y ponte manos a la obra para abandonar este hábito de forma permanente.

Motivos por los que dejar de fumar engorda

Aunque no todo el mundo engorda como consecuencia de dejar de fumar, sí que se dan casos en los que se produce un aumento de peso que puede ser por varios motivos:

  • Se reduce la quema de calorías. Esto sucede porque la nicotina aumenta la tasa metabólica, es decir, la cantidad de energía que necesita una célula para subsistir. Y, ¿esto en que se traduce? Pues cuando fumabas gastabas más calorías, hasta 250, pero cuando lo dejas y tu cuerpo deja de recibir esta sustancia, el metabolismo se ralentiza por lo que te costará un poco más quemar lo que comes que antes.
  • Sustituyes la recompensa del tabaco por comida. Cuando fumabas sentías en tu interior una sensación de placer, ya que es uno de los efectos que se experimentan con el consumo del tabaco y otras sustancias adictivas, que activan los mecanismos de recompensa del cerebro. Por eso al dejar de fumar mucha gente busca obtener esta gratificación en la comida.
  • Necesitas un nuevo saciante. Muchos fumadores sacian el hambre por medio del tabaco. Por eso cuando dejan de fumar sienten más necesidad de picar entre horas.
  • Resulta mucho más difícil contener los nervios. Generalmente cuando tratas de acabar con un mal hábito, una adición, uno de los efectos secundarios es que puedes sufrir irritabilidad, insomnio, ansiedad o, incluso, estado de ánimo más bajo. De hecho, una de las consecuencias de la ansiedad es el aumento de las ganas de comer.
  • Recuperas el gusto. Otro factor que puede contribuir al aumento de peso es que tras dejar de fumar es que mejora en el gusto y el olfato, por este motivo el ex fumador disfruta más de la comida y estará más predispuesto a comer.

Tips para no engordar si dejas de fumar

Si estás decidido a dejar de fumar y quieres controlar tu peso, te dejamos una serie de recomendaciones:

  1. Pide ayuda profesional. Para empezar, habla con tu médico de cabecera para que te derive a una unidad antitabaco. En ellas te ayudan a rehabilitarte y te diseñan un plan para que consigas dejar de fumar. Además, cuentan con especialistas que te orientarán a controlar y a mantener una dieta sana.
  2. Evita refrescos, cafeína y dulces. Las bebidas carbonatadas suelen ser bastante azucaradas y, al igual que los dulces, te aportan numerosas calorías. Además, la cafeína puede hacer que estés más nervioso e incrementar tus ganas de fumar.
  3. Bebe mucha agua. Este hábito ayuda a aliviar la ansiedad de fumar o comer y a su vez ayuda a limpiar el organismo.
  4. Procura controlar el hambre emocional. En muchas ocasiones comemos por aburrimiento o ansiedad, no por tener una necesidad real de saciar el hambre. Estos impulsos puedes refrenarlos centrando tu atención en otra cosa o pedir ayuda a un profesional.
  5. Incrementa tu número de pasos. Por si no lo sabías o ya lo habías oído, dar 10.000 pasos diarios te ayuda a mantenerte en forma. Puedes probar a incrementar tu meta diría y proponerte subir tu objetivo a 17.000 (que es el número de pasos que debes dar para perder peso). Además, el ejercicio físico libera endorfinas y calma la ansiedad.
  6. Elige un sustituto temporal. Si te sirve de ayuda hay productos, como chicles, caramelos o parches de nicotina o los famosos champis que pueden servirte como sustitutivos para calmar la ansiedad que te produce la falta de nicotina. Eso sí, hazlo siempre bajo supervisión médica.

 

 

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.