Contratar un seguro médico en España para extranjeros

Contratar un seguro médico en España para extranjeros Vida Saludable

En este artículo podrás informarte acerca de

Calcula tu seguro de salud

Quizá en el pasado tuviste la oportunidad de visitar España en un viaje de unos días, y quedaste enamorado de su gente, de su alegría, de su tiempo, de su sol… o quizá aún tienes el recuerdo de aquella familia que te acogió ese verano, con la que compartiste cada momento, y con la que te sentiste como en casa… ya has dado el paso: has decidido que quieres vivir en España. Si es así, te damos la bienvenida, y te deseamos lo mejor en esta nueva etapa con nosotros. Para ello, te vamos a ayudar con uno de los pasos que deberás dar: la contratación de un seguro médico.

Aunque la Sanidad en España tiene carácter universal, y nadie verá denegada la atención médica en el caso de una urgencia, existen gastos a los que habrá que hacer frente tras sufrir un incidente sanitario. En aquella ocasión que ya estuviste con nosotros no fue necesario, ya que cuando la estancia es inferior a 90 días los seguros de viaje o los seguros turísticos contemplan la cobertura del turista, pero ahora ya no van a ser solo estos tres meses, ahora España se va a convertir en tu lugar de residencia. Legalmente, si vienes de un país que no pertenezca al espacio Schengen, necesitarás tramitar un permiso de residencia; de no ser así, el certificado que debes pedir es el de Ciudadano de la Unión Europea. Para la obtención de cualquiera de estos certificados será necesaria la contratación de un seguro de salud, ya sea público o privado.

Y como extranjero, ¿cómo debe ser mi seguro médico privado?

En el caso de que tu estancia en España se produzca por un contrato de trabajo, estarás atendido por la Seguridad Social española, por lo que no será necesaria la contratación de un seguro médico privado. Tu cotización mensual te garantiza el acceso al sistema sanitario público español. De no ser así, deberás contratar un seguro médico privado que, al menos, iguale las condiciones que ofrece el Sistema de Salud Pública, por lo que una de sus características será que no observe copagos en la prestación de sus servicios. Los copagos están observados en muchas pólizas de salud privadas, y se trata en definitiva del desembolso de una cantidad adicional cuando se requiere utilizar determinado servicio médico. Al no tener copagos, la prima del seguro probablemente sea más alta, dado que no se establecen limitaciones al uso de los servicios médicos contemplados en la póliza.

Asimismo, tampoco deben observarse períodos de carencia. Estos periodos se establecen para poder usar determinados servicios o coberturas, y se trata del espacio de tiempo que debe pasar entre la contratación del seguro médico y el acceso a estos servicios. Es muy común, por ejemplo, que las compañías aseguradoras establezcan plazos de carencia en servicios como el parto o las cesáreas, pero no debe darse en las pólizas dirigidas a acceder a la tramitación de permisos de residencia. 

Estas dos condiciones permitirían ya tu acceso a los permisos de residencia, pero entre las coberturas adicionales es importante que te asegures que se encuentra recogida la cobertura de los gastos de repatriación, ya que se trata de una de las situaciones que pueden provocar un mayor desembolso de dinero. Luego ya podemos ir añadiendo las coberturas que consideremos más necesarias, como pueden ser la de hospitalización e intervención quirúrgica, el acceso a una segunda opinión médica, la cobertura dental, o la recepción de asistencia a domicilio.

Por último, hay dos situaciones que debes conocer, ya que condicionan la contratación de estos seguros. Una es la edad, ya que las compañías aseguradoras establecen una edad máxima para la contratación de estas pólizas, que antes se situaba en los 60 años, pero que poco a poco se ha ido acercando a los 75 que contempla Sanitas, por ejemplo. La segunda situación se da cuando se trata de una estancia de estudios. A la hora de obtener un visado de estudios nos encontramos con la misma obligatoriedad que la del residente: debemos contratar un seguro médico, para lo que podremos dirigirnos a una de las compañías que disponen de un seguro médico específico para estudiantes.  

En caso de dudas, te recomendamos que te pongas en contacto con alguno de los asesores de El Corte Inglés Seguros. Podrán darte una respuesta específica y adaptada a tu caso. 

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS