El blog de los seguros de El Corte Inglés

Errores que estropean un buen guacamole

Errores que estropean un buen guacamole Vida saludable

El aguacate, tropical manjar de la vida que con la mezcla de otros alimentos es capaz de hacer de un plato, un platazo.

Además de estar rico, es muy saludable, y todas esas cosas han convertido al guacamole en el aperitivo de moda.

La verdad que un buen guacamole no tiene mucho misterio, pero si que es cierto que mucha gente comete algunos errores efímeros que hacen que esta “salsa” se estropee antes de tiempo o no consiga tener la consistencia o sabor perfecto.

Detalles que hay que tener en cuenta para preparar un guacamole ideal:

1.No dar la importancia que tiene el estado de maduración del aguacate.

El aguacate es el ingrediente principal del guacamole, y no puede fallar. Este tiene que estar en su punto para que el resultado sea un guacamole cremoso y sabroso. Para saber si un aguacate está en su momento glorioso solamente tendrás que mirar su interior, quitando el rabillo de la parte superior, y si lo que ves es amarillo, está en el estado ideal.

2.Triturarlo con la batidora.

Aclaramos este punto. No por triturarlo con una batidora o robot de cocina quedaría mal, solo que, el hecho de pasarlo por una batidora no va a hacer que el resultado gane calidad. Además, la gracia del guacamole es encontrar trocitos de aguacate dentro.

3.Prepararlo despacio.

El proceso de elaboración del guacamole es rápido. Tan solo debería de tardar en torno a 20-30 segundos. Introduces el aguacate y demás ingredientes en un recipiente y con un tenedor comenzar a chafarlo.

4.No añadirle zumo de lima.

Aunque el zumo de limón también es aceptable, si el guacamole no lleva lima no se considera un verdadero guacamole. La lima es el responsable de darle ese toque ácido típico de la pasta.

5.No conservarlo correctamente.

Normalmente recomiendan que no se haga más cantidad de la que no se vaya a consumir en el momento, pero hay ocasiones que se te va de las manos las medidas. Para conservar la mezcla por raro que parezca añade al recipiente donde lo vayas a guardar agua para que no se oxide el guacamole. Cuando se vuelva a comer, tira el agua y remuévelo.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.