El blog de los seguros de El Corte Inglés

¿Es bueno beber agua con gas a diario?

¿Es bueno beber agua con gas a diario? Vida saludable

El agua con gas es una bebida antigua pero que está muy de moda. Son muchos los que la toman como una alternativa más saludable a los refrescos o bien para darle al agua un toque especial.

Pero alrededor de esta bebida existen algunos mitos, algunos ciertos y otros no, que vamos a explicar.

El agua con gas es, simplemente agua con anhídrido carbónico añadido, que es el responsable de sus burbujas.

De hecho, este gas es el que se le añade a todo lo que lleva burbujas, las bebidas conocidas como carbonatadas. No obstante, en el caso del agua con gas puede estar presente de forma natural, ya que existen manantiales que producen este tipo de aguas, o bien se añade posteriormente inyectado a presión.

Ten en cuenta que los ingredientes de ambas aguas, la natural y la artificial, son los mismos por lo que tienen beneficios parecidos, aunque las primeras tienen un sabor más mucho más suave.

Beneficios del agua con gas

Mejora la digestión

Ciertamente, beber agua con gas mejora la digestión. Esto es debido al ácido carbónico que aporta este tipo de bebida que sumado al pH del estómago que ya es ácido, provoca que aumente la segregación de jugos gástricos y, por tanto, nos ayuda a digerir las proteínas de los alimentos.

Es decir, que beber agua con gas ayuda a que nuestro cuerpo procese mejor las proteínas.

El agua con gas te ayuda a comer menos

Pues sí, y es debido a una reacción química concreta: como hemos explicado, al beber agua con gas, el pH ácido del estómago -entre 3 y 4 debido a los jugos gástricos- convierte el anhídrido carbónico (el gas) en dióxido de carbono. Esta reacción provoca que 'apriete' contra las paredes del estómago, lo cual genera cierta sensación de hinchazón.

Por tanto, cuando ingerimos este tipo de agua durante la comida, estamos originando en nuestro estómago una sensación de saciedad que nos hace comer menos cantidad de comida.

¿Engorda el agua con gas?

Este es otro de los mitos que existen en torno al agua con gas y la respuesta es NO. Mucha gente piensa que el agua con gas engorda porque asocian el hecho de ingerir gas al aumento de peso. Lo que si ocasiona es distensión abdominal, es decir hinchazón, pero no tiene nada que ver con el aumento de la grasa corporal.

Otra cosa distinta es que el gas ingerido puede causar flatulencias en ciertas personas, pero ni el agua con gas ni el agua sin gas aportan calorías, por lo cual no inciden en el peso corporal.

Cuando no debes beber agua con gas

Existen determinadas situaciones en las que no está indicado beber agua con gas:

Si comes rápido. Si eres de esos que en vez de comer engulle, es muy posible que mastiques poco y tragues más aire del debido. De hecho, este mal hábito ocasiona la distensión abdominal. En estos casos no se recomienda la ingesta de gas porque incrementaría aún más la hinchazón.

Si padeces gases. Si por desgracia tienes flatulencias, debido a que acumulas gases y te cuesta expulsarlos es conveniente no añadir más gas al aparato digestivo.

Si eres celiaco, tienes enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o intestino irritable. A las personas que tienen problemas de salud y padecen alguna enfermedad que afecta al intestino no se les recomienda beber agua con gas porque puede incrementar las molestias digestivas por mayor distensión abdominal a nivel del intestino grueso.

Si sufres acidez o reflujo. En estos casos no se aconseja el consumo de agua con gas porque el pH de estas personas es más ácido (entre 5 y 6) que las normales (pH 7), con lo cual su toma sería contraproducente ya que estaríamos aumentando aún más la acidez de estómago y el reflujo gastroesofágico.

Si padeces EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Esta dolencia es la causante de la insuficiencia respiratoria. Por este motivo beber agua con gas está contraindicado ya que hinchar el abdomen bebiendo agua con gas podría presionar el pulmón y dificultar todavía más una respiración ya deficiente.

¿Puedo beber agua con gas todos los días?

El agua con gas se suele ingerir en cantidades más pequeñas que el agua normal, debido a sus burbujas y su sabor un poco amargo. No es perjudicial tomarla todos los días salvo que tengas problemas digestivos.

De hecho, es una buena forma de complementar las cantidades de agua recomendadas si te cuesta beber agua normal o no te gustan las infusiones. Además, una buena forma de complementarla es añadiendo unas rodajas de limón o de naranja.

Asimismo, es una buena alternativa a los refrescos. De hecho, es una opción mucho más saludable si sales y te vas a tomar un refresco, incluso es mejor que tomar un zumo de naranja, que además aporta bastante fructosa y glucosa porque se necesitan 3 naranjas para hacer un zumo y, además, se le quita la pulpa, con lo que no lleva fibra.

No hay ningún problema en tomar dos o tres vasos de agua con gas a lo largo de todo el día.

En lo referente a los minerales, el agua con gas tiene el mismo contenido de sodio, potasio o magnesio que la normal.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.