Fisioterapia respiratoria para recuperarse del Covid-19

El covid19 ha dejado secuelas a muchos de los que lo han padecido, algunas graves e importantes. Las más comunes, las respiratorias. ¿Sabes que hay un tipo de fisioterapia que puede ayudarte? Vida Saludable

Calcula tu seguro de salud

Con el confinamiento y aislamiento al inicio de la pandemia se han visto afectadas la salud física y psicológica de muchas personas, sobre todo la de nuestros mayores. Más aún después de haber pasado esta enfermedad que deja secuelas y afecciones graves. Los síntomas del COVID-19 pueden durar meses, el virus puede causar daños en los pulmones, el corazón y el cerebro, lo que aumenta el riesgo de tener problemas de salud a largo plazo.

Una de las principales afecciones de esta enfermedad es la neumonía, en la que la función pulmonar se ve mermada por el virus y a través de la fisioterapia se va recuperando y mejorando el estado de salud. Los pacientes más graves que necesitan respiración artificial ven también disminuida su movilidad. Debido a todos estos síntomas y secuelas es necesario tener un control médico adecuado con los distintos especialistas (fisioterapeuta, nutricionista, neumólogo, etc.) y disponer de una póliza de seguro de salud en estos casos puede servir de gran ayuda para obtener un diagnóstico temprano y una recuperación completa.

Si todavía no cuentas con un seguro de salud, desde El Corte Inglés Seguros te recomendamos usar nuestro comparador de seguros que te hará más fácil la búsqueda de una póliza que te ofrezca todas las coberturas necesarias.

La mayor parte de la gente se recupera en unas semanas, pero algunas personas siguen presentando síntomas durante más tiempo, es lo que se conoce como COVID persistente o síndrome post-COVID. Hay compañías de seguros que han adaptado sus pólizas para ofrecer los cuidados necesarios en caso de tener secuelas post-COVID. Por ejemplo, con la póliza Más Salud de Sanitas dispondrás de coberturas como la fisioterapia una vez ha sido prescrita por un profesional de su cuadro médico, y terapias respiratorias domiciliarias, como oxigenoterapia, ventiloterapia y aerosolterapia. 

El COVID-19 es una enfermedad vírica altamente contagiosa que afecta a la capacidad física y respiratoria de quien lo padece. Se recomienda comenzar la rehabilitación una vez superada la fase aguda, siempre que no haya síntomas graves (tos, fiebre o fatiga). Los ejercicios van variando dependiendo de la fase de la enfermedad que se encuentre el paciente.

Cuándo comenzar la fisioterapia respiratoria

La fisioterapia respiratoria es imprescindible para evitar más complicaciones. Al realizar estos ejercicios aumentan la resistencia y la fuerza, disminuye la dificultad respiratoria (disnea), incrementa la flexibilidad y la movilidad torácica, se reduce la tensión emocional y se previenen los daños posturales.

Lo mejor es comenzar con la fisioterapia desde el momento en que el paciente se encuentre en fase de estabilidad clínica

Si el paciente se encuentra intubado se realizará una fisioterapia suave para evitar que se atrofien los músculos, porque es importante no fatigar al paciente. La fisioterapia en la UCI ayuda a reducir el tiempo durante el que el paciente necesita ayuda de un respirador mecánico y facilitar el poder respirar por sí mismo.

La movilización precoz ayuda al drenaje de líquidos acumulados y el entrenamiento de la musculatura respiratoria facilita el proceso de recuperación de la capacidad pulmonar. La fisioterapia respiratoria es de gran utilidad en pacientes críticos ingresados en la UCI.

Fortalecer el diafragma

El diafragma es un músculo que tiene una labor esencial para el sistema respiratorio. Los pacientes ingresados en la UCI, sufren debilidad en el diafragma tras recibir respiración mecánica, por lo que es fundamental hacer ejercicios para fortalecer su musculatura. Es la principal herramienta que tienen los fisioterapeutas para ayudar a sus pacientes a recuperar su capacidad pulmonar.

Se puede fortalecer el diafragma totalmente, pero también se puede potenciar solo un área del músculo o fortalecer tanto la inspiración como la espiración.

Las técnicas para fortalecer las distintas zonas del diafragma (porción posterior del diafragma, mitad derecha, mitad izquierda, mitad anterior) se deben realizar en diferentes posturas y con ejercicios concretos para estimular dichas zonas.

Para facilitar la inspiración el paciente debe estar en una posición en la que la gravedad ayude al descenso del diafragma y de las vísceras abdominales. Para facilitar la espiración el paciente debe estar en una posición en la que se facilite el ascenso del diafragma y de las vísceras abdominales.

Recuperación muscular tras el paso por la UCI

El paso por la UCI de un paciente con COVID-19 no solo afecta a los pulmones. Como consecuencia de las secuelas que deja la enfermedad y de pasar una larga estancia en el hospital, se puede llegar a desarrollar atrofia muscular, pérdida de fuerza y movilidad en el tronco y las extremidades.

La fisioterapia ayuda a los pacientes a recuperar la movilidad y la fuerza con el fin de poder recuperar su vida cotidiana cuanto antes. Estos ejercicios están enfocados al desarrollo de la fuerza muscular y a la recuperación de la movilidad.

Ejercicios para mejorar las secuelas del COVID-19

Antes de realizar los ejercicios de rehabilitación hay que tener en cuenta unas consideraciones previas, ya que está contraindicado en la fase aguda de la enfermedad. Sólo se realizan si los síntomas no son muy graves y el estado físico del paciente lo permite. No está indicado en caso de presentar fiebre, tos, mareos, dificultad para respirar, dolor en los músculos y en las articulaciones o presión en el pecho.

Se deben tomar algunas precauciones mientras se realizan estos ejercicios como controlar la respiración y estar bien hidratado

Se deben tomar algunas precauciones mientras se realizan estos ejercicios como controlar la respiración, prestar mucha atención al límite de la disnea (sensación de ahogo, cansancio, debilidad) y estar bien hidratado. En caso de sentir mareo o fatiga se debe parar de hacer ejercicios o bajar el ritmo. Siempre hay que realizar estos ejercicios bajo la supervisión de un especialista.

La mayoría de las personas que pasan este virus se recuperan rápidamente, pero algunos sufren graves secuelas, por lo que es importante reducir su propagación usando la mascarilla, evitando aglomeraciones, manteniendo la distancia interpersonal, lavándose las manos adecuadamente y vacunándose cuando corresponda.

Es muy probable que te surjan dudas y preguntas, pero puedes resolver estas cuestiones poniéndote en contacto con nuestros asesores de forma muy sencilla y rápida, solo tienes que rellenar el formulario y hacer click en “te llamamos” y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo en el menor tiempo posible.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS