¿Por qué me suena la tripa?

Los ruidos en la tripa suelen ser algo normal, pero en ocasiones estos sonidos pueden ser síntoma de algún trastorno. Vida Saludable

Calcula tu seguro de salud

Seguro que más de una vez has oído tus tripas “rugir” en el momento más inoportuno. Estos sonidos pueden resultar molestos, incómodos o hacernos sentir vergüenza, pero son bastante normales y nos suelen suceder a todos.

Me suenan las tripas a todas horas y tengo ruidos en el estómago, ¿qué pasa?

Esos ruidos se suelen producir por el movimiento intestinal, y su nombre “técnico” es borborigmos. En la mayoría de los casos, aunque puedan ser molestos, no suelen tener mayor importancia.

Pero ojo, si percibes que estos se producen con mucha frecuencia o van acompañados de otros síntomas, como dolor, estreñimiento, diarrea o dificultad en la digestión, puede ser una señal de que algo no va bien en tu cuerpo.

Estos ruidos pueden proceder del estómago, que es de donde pensamos que vienen, pero también pueden producirse en el intestino. De hecho, por lo general aparecen cuando el alimento sólido, líquido o incluso gases circulan por el estómago y el intestino delgado. Y existen determinados factores, como pueden ser algunas comidas y bebidas, que favorecen la aparición de estos ruidos.

¿Qué son los borborigmos?

La definición exacta de este término es que son los sonidos abdominales provocados por el movimiento de los intestinos a medida que impulsan el alimento. El intestino es hueco, por lo que los sonidos intestinales hacen eco en el abdomen. Para entendernos, harían un sonido parecido al que puede salir de las tuberías del agua.

Cuando comemos, nuestro cuerpo necesita hacer una serie de contracciones musculares, llamadas peristalsis, a través del tracto digestivo. Una vez que el contenido del estómago llega al intestino delgado, este libera una serie de enzimas cuyo fin es descomponer los alimentos y facilitar que el organismo asimile los nutrientes.

Por lo tanto, toda esta actividad que produce nuestro cuerpo, tanto los mencionados movimientos como el proceso de descomposición, puede generar estos borborigmos.

En contra de lo que la mayoría cree, los ruidos en nuestra tripa se producen hayamos comido o no

La gran mayoría de los sonidos abdominales son normales y, simplemente significan que el tubo digestivo está funcionando.

Sin embargo, es muy común que achaquemos estos sonidos al hambre. Pero nada más lejos de la realidad porque, aunque hayamos o no comido desde hace horas y el estómago esté o no vacío, se producen los movimientos intestinales. Aunque al no haber ingerido nada que pueda amortiguar los ruidos, se oyen más que al tener lleno el estómago. 

De hecho, según relatan algunos expertos, cuando no hemos comido los borborigmos pueden llegar a durar hasta 20 minutos y repetirse más o menos cada hora hasta que ingiramos algo.

¿Qué hacer para que no me suenen las tripas?

Aunque si tenemos comida en el estómago, se amortiguarán los ruidos de nuestras tripas, como acabamos de explicar, para intentar evitar que se produzcan estos sonidos es aconsejable abandonar el hábito de masticar chicle, no tomar bebidas con gas (y si bebemos de un vaso, mucho mejor), no fumar y acostumbrarnos a comer despacio (ya hemos oído más veces que este gesto tiene múltiples beneficios) y masticar bien.

Consejos para prevenir los ruidos

Existen una serie de medidas que puedes tomar para evitar la aparición de los ruidos o borborigmos y además es relativamente fácil llevarlos a cabo. Algunas los hemos señalado un poco más arriba, pero es importante que los recuerdes.

Comer despacio y masticar bien los alimentos

Debemos incorporar este hábito cuando nos sentamos a la mesa, porque de esta manera facilitarás el proceso de digestión y se reducirá la formación de gases.

Controlar las cantidades que comes

Ya hemos visto que tanto tener el estómago vacío como lleno, puede favorecer los ruidos estomacales o intestinales, pero debes saber que las comidas demasiado abundantes y fuertes también producen más borborigmos debido a que dificultan el proceso de la digestión.

Evitar el alcohol, los refrescos con gas y el café

Estas tres bebidas pueden provocar la aparición de ruidos ya que su composición puede irritar e incluso llegar a causar inflamación en la mucosa gástrica.

Procurar evitar los alimentos flatulentos

Si sufres a menudo de estos molestos ruidos intestinales, procura no abusar de alimentos que favorezcan los gases como las legumbres (garbanzos, lentejas, judías...), o verduras como coliflor, coles de Bruselas, brócoli, col, rábanos, cereales integrales, cebolla...

Disminuir los productos ricos en azúcar

Además de estos, los alimentos ácidos o con alto contenido en grasas, como los cítricos, pueden favorecer la aparición de los borborigmos. Ten especial cuidado con el chicle, porque además de permitir la entrada en exceso de aire en el conducto digestivo, un edulcorante que se utiliza en su fabricación, el sorbitol, puede provocar molestias intestinales y, por ende, que escuchemos más ruidos en nuestra tripa.

Así te puede ayudar un seguro de salud si tienes problemas de estómago

Si observas que tienes ruidos intestinales muy a menudo, que duran mucho rato, o que se acompañan de otras molestias como ardor de estómago, digestiones lentas o pesadas, diarrea, estreñimiento, dolor abdominal, vómitos o náuseas o te da la impresión de que siempre notas tu tripa hinchada, no dudes en acudir al médico.

Un buen seguro de salud será tu aliado más importante en estas situaciones, porque te permitirá acudir a la consulta de un médico de atención primaria o de un especialista que pueda escucharte, diagnosticarte y ayudarte con un tratamiento, una dieta específica o indicarte qué tipo de alimentación debes tener, además de plantear un seguimiento para ver cómo evolucionan tus síntomas con la solución que te proponen. 

Y para conseguir uno que se adapte a tus necesidades, lo mejor es hacer una comparativa de seguros médicos, usando una herramienta que te ayude a decidirte.  Si quieres resolver alguna cuestión que te gustaría comentar con alguien puedes solicitar, después de entrar la web del El Corte Inglés Seguros, que te llamen para atender esos últimos detalles que necesites comentar. Para esto, los más indicados son los asesores especializados que encontrarás al otro lado del teléfono, junto con los que alcanzarás el mejor seguro de salud.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS