La demanda de seguros en las familias

Los seguros personales se encargarán de velar por nuestra protección en diversos campos. Si quieres saber cuáles, echa un vistazo. Vida Saludable

Calcula tu seguro de salud

Los seguros son un mundo de lo más complejo y, por lo general, no son muy divertidos. Por eso a menudo preferimos aparcar en un segundo plano el momento de pensar en ellos y obviamos revisar sus condiciones cada cierto tiempo. 

Elegir las pólizas adecuadas puede ser determinante para tener una vida financiera saludable, sobre todo si has formado una familia.

Si bien es cierto que las pólizas de seguro en gran medida son personales, prácticamente todas ellas afectarán al bienestar de toda la familia así se trate de un seguro de salud, de hogar o de cualquier ramo.

Dado que sabemos lo extenuante que puede resultar poner al día los seguros, revisarlos, compararlos y actualizarlos, te hemos preparado un resumen de cada uno de los seguros que más demandan las familias en nuestro país para que, de un solo vistazo, puedas obtener toda la información que necesitas.

Seguros de hogar: tranquilidad para la vivienda familiar

Los seguros de hogar son aquellos que tienen como fin proteger económicamente frente los daños a una vivienda por parte de sus propietarios o inquilinos ante los riesgos que puedan ocurrir.

Los capitales que debes contratar en tu seguro de hogar dependerán de la titularidad (si eres propietario o inquilino), del uso que le des a esa vivienda (uso habitual, vacacional, alquiler turístico, etc..), su antigüedad, del tipo de vivienda o de su tamaño, entre otros factores.

Normalmente los seguros de hogar que actualmente encontramos son seguros multirriesgos.

Las coberturas que deberíamos tener son:

  • Incendio y otros daños
  • Daños eléctricos
  • Actos de vandalismo
  • Daños por agua
  • Daños por rotura de cristales, lunas, espejos, elementos sanitarios fijos…
  • Robo, atraco y hurto
  • Daños estéticos
  • Responsabilidad Civil
  • Daños por fenómenos atmosféricos
  • Servicio de asistencia en el hogar
  • Defensa jurídica

Muchas de las coberturas mencionadas se rigen por el capital establecido en el continente y en el contenido. Siempre se debe contar con la cantidad adecuada para poder estar protegidos correctamente, ni de más (sobreseguro) ni de menos (infraseguro). 

Seguros de coche: todos los vehículos protegidos 

Además de la obligación de contar con un Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil para cada coche, simplemente para poder circular con él, existen muchas posibilidades de cobertura para poder personalizar tu seguro y así tener la protección que necesitas.

Cuando se trata de coches más nuevos o con mayor valor lo mejor es recurrir a pólizas con cobertura a todo riesgo, dado que protegerán los daños propios que se puedan ocasionar en nuestro coche como arañazos o choques accidentales. Para los vehículos un poco más antiguos existe la opción de asegurar solo los daños propios más costosos o frecuentes como son la rotura de lunas, el robo y el incendio pudiendo sumarles coberturas por daños por colisión con animales o por fenómenos atmosféricos. 

La asistencia en carretera, mejor ilimitada si utilizas el vehículo para viajar; y valora si necesitarás tener coche de sustitución en caso de siniestro.

Además, no siempre tenemos todos nuestros seguros con una misma aseguradora pudiendo perder opción de conseguir descuentos y ventajas por aunar todas las pólizas en una compañía, como pueden ser mejoras en el precio o fraccionamiento de pago, así como la tranquilidad de no dudar ante un siniestro con quién tienes un seguro u otro.

Seguros de vida y de accidentes: asegura el futuro de tu familia

Los seguros de vida permiten a tu familia saber que, pase lo que pase, su estilo de vida y bienestar económico no se verá afectado. Se trata de un seguro que se vuelve imprescindible, sobre todo, en el momento de contratar un préstamo hipotecario y/o en el momento que tenemos hijos. 

En ningún caso queremos que nuestro fallecimiento deje a nuestra familia en una situación difícil económicamente hablando; por eso, en los seguros de vida se establece un capital por fallecimiento que se entregará a los beneficiarios de la póliza. Lo más habitual es que, al contratar una hipoteca, se establezca la cantidad adeudada como capital asegurado y de esta forma se garantiza que quedará pagada si fallecemos en el tiempo en que se mantenga en vigor ese seguro.

El importe de un seguro de vida varía en función de la edad y la profesión del asegurado

El seguro de accidentes es muy parecido, con la diferencia de que no cubre el fallecimiento o la incapacidad por cualquier causa, solo en el caso de que ocurra un accidente. Esto hace que se trate de una póliza menos costosa y, por lo tanto, más accesible para cualquier familia.

Seguros de salud: porque la salud es lo primero

No cabe duda de que un diagnóstico temprano y un tratamiento en el que se dispone de todos los medios posibles garantiza un mejor desenlace en una enfermedad. Contar con un seguro de salud familiar ayuda no solo a tener un trato más rápido y personalizado en clínicas privadas, sino que también pone a disposición de los asegurados el seguimiento necesario para prevenir enfermedades en el futuro y mejorar su calidad de vida ahora y en los años venideros. 

Tomarse un momento para hacer una comparativa de seguros de salud puede evitar conflictos más adelante: conocer el cuadro médico de tu localidad, si tiene copagos, carencias, si es completo o básico, el incremento que tendrá su precio con el paso de los años, etc.

Consejos para contratar seguros familiares

Contratar un seguro de cualquier tipo puede parecer una tarea difícil pero no tiene por qué serlo si te asesoran expertos en el sector y buscan para ti las opciones que mejor se ajusten a tus necesidades. 

Coberturas adaptadas a lo que tu familia necesita, precio competitivo y buena atención serían las tres claves para saber que tu tranquilidad está en buenas manos.

Como asegurado, también se tienen algunas obligaciones como comprobar que lo pactado en el contrato figure correctamente, que no haya erratas ni se haya faltado a la verdad por ejemplo en declaraciones sobre el estado de salud, en la potencia de un vehículo o en los metros de una casa entre otros.

Ahora que sabes lo que tu familia necesita, cuenta con nosotros para ayudarte a conseguirlo. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS