El blog de los seguros de El Corte Inglés

La demanda de seguros en las familias

La demanda de seguros en las familias Vida saludable

El mundo del seguro puede parecer complejo, complejo y, en general, no es de lo más divertido pensar en él, por lo que a menudo lo aparcamos en un segundo plano. Sin embargo, elegir los tipos de pólizas adecuadas es determinante para tener una vida financiera saludable, especialmente si tienes familia.

 

Si bien las pólizas de seguro son en gran medida personales, y su cobertura evolucionará junto con tu vida, existen tres tipos importantes que todas las familias deben considerar: seguros de accidentes, seguro de vida y de dependencia.

 

Aunque hagamos una pequeña mención de cada uno, no deberías dejar de investigar sobre ellos para hacerte con los conceptos básicos. Para conseguir las mejores pólizas de seguros de hogar que has formado con tu familia, lo mejor es pedir varios presupuestos, leer las condiciones y coberturas con atención y preguntar a tu agente de seguros acerca de todo aquello que no te quede claro. Te contamos cuál es la demanda de seguros más popular entre las familias.

 

Seguros de accidentes

Este tipo de seguros es uno de los más importantes que puedes tener, especialmente si hablamos de familias jóvenes, cuyo mayor activo es su capacidad para trabajar y así mantenerse económicamente a lo largo de su vida. Si quedases discapacitado a temprana edad y no pudieras trabajar ni obtener ingresos durante el resto de tu vida, el seguro de accidentes y discapacidad está ahí para protegerte de cosas como esas. Hay que tener en cuenta los diferentes grados de invalidez que pueden ser parciales, totales, absolutas o gran invalidez. 

Proporciona ingresos, que varían en función de tu póliza, en el caso de que estuvieras discapacitado y no pudieras trabajar. Es un seguro muy importante, ya que, si el principal sostén de la familia se ve afectado, las cosas pueden complicarse en poco tiempo.

Dependiendo del tipo de accidente y las coberturas también pueden ocuparse de los gastos médicos y hospitalarios, y de la adaptación de tu hogar en caso de discapacidad.  

La mayoría de la gente que trabaja por cuenta ajena tiene esa eventualidad cubierta, aunque siempre es interesante contar con una póliza individual, y más si eres autónomo.  Así complementarias la póliza de seguros de tu empleador con una póliza privada, algo que muchas personas hacen.

 

Seguros de vida

 

Esta es una póliza de seguro que proporcionará una cuantía que suple la falta de ingresos del asegurado a tus seres queridos si faltas, y está a veces infrautilizado.

Es muy importante si tienes dependientes a tu cargo, ya sean niños pequeños, un cónyuge que no trabaja o algún miembro de la familia que depende de ti para mantenerse.

 

Tipos de seguros de vida: 

 

Seguros de vida riesgo

 

Los llamados seguros de vida riesgo, que aseguran un capital en caso de fallecer, garantizan a los beneficiarios el pago de la pactada prestación si falleces (tú eres el asegurado, en este caso) antes de que acabe el contrato firmado. 

 

Si cuando vence, aún vives, el contrato se da por finalizado sin contraprestación alguna.

Los seguros de vida ahorro, en los que si el asegurado vive cuando acaba el contrato, se garantiza a él mismo o los beneficiarios el pago de lo acordado. En esta modalidad de seguro cobra especial importancia su tratamiento fiscal.

 

Probablemente dejes de necesitar un seguro de vida cuando tu familia ya no dependa de ti para recibir ayuda financiera. Por eso, el seguro de vida “temporal” tiende a ser más adecuado para muchos padres, cuyos hijos crecerán y se volverán económicamente independientes.

Es muy importante informarse y consultar a un asesor de seguros de vida  para asegurarse de elegir el seguro de vida ideal para nosotros; de lo contrario, podríamos contratar algo poco provechoso o quizás dejar a la familia desprotegida.

 

El seguro de dependencia

 

Este tipo de seguro consiste en una protección que cubre las necesidades que pueden surgir en el caso de sufrir alguna limitación, ya sea física o psíquica, que impida a la persona realizar las actividades básicas de la vida diaria. Si bien el seguro médico ayuda a pagar las facturas del médico y del hospital, no cubre cosas como residencias de ancianos, ayudas y asistencia, servicios de cuidado personal o atención domiciliaria, que son siempre costosos y pueden ser muy necesarios o incluso imprescindibles.

 

Es algo que debes considerar, ya que nunca se sabe lo que puede suceder en el futuro y si podrás depender de tu pareja o familia para brindar (o poder pagar) esta atención a largo plazo. A medida que envejeces, contratar el seguro se vuelve más caro, por lo que es una buena idea empezar a buscar opciones y tener cotizaciones mucho antes de que las necesites, alrededor de los cincuenta años (o cuarenta si eres precavido).

 

Hay muchas más pólizas con diferentes coberturas y prestaciones, puedes comparar seguros, consultar y contratar si lo deseas para que tu hogar, tu familia y tú mismo, os sintáis seguros las 24 horas, ante cualquier eventualidad.

 

 

 

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.