Uno de los planes navideños más demandados en los hogares de todo el mundo, mientras que fuera hace un “frío que pela”, es el cine. Si tienes la suerte de no tener una familia extremadamente ruidosa y escandalosa, serás capaz de comenzar y terminar una buena peli navideña. A poder ser, ¡elige la más friki! 

Los elementos que no deben faltar en la cinta son:

  • Jerséis navideños de dibujos, ¡Cuántos más dibujos, mejor!
  • Decoración navideña excesiva en las casas y exteriores dignos del, Brooklyn (Nueva York), cuya factura de la luz a fin de mes no queremos imaginar… 
  • Dulces que nosotros nunca jamás seríamos capaces de hacer con tanta facilidad.
  • Mesas decoradas como si de una revista se tratase.
  • Ponche. Siempre nos hemos preguntado, ¿qué será el famoso ponche de las películas? Donde esté un buen caldo de cocido caliente… 

Bueno, ¿ya tenéis la idea cogida no? Pues a lo que nos concierne, ¡qué empiece la Navidad! 

  • Solo en Casa I y II: las aventuras del pequeño Kevin en la primera parte tienen lugar en su casa familiar, pero la segunda cinta no tiene desperdicio. Esta parte convirtió a la ciudad de Nueva York en uno de los mejores destinos navideños del mundo. Las siguientes versiones… no tuvieron tanto éxito. 
  • Cuento de Navidad (Christmas Carol). Basado en el clásico cuento de Charles Dickens. La versión de 2001 se ha convertido en todo un clásico para ver durante estos días. 
  • Love Actually, 2003. Suele estar en los rankings de películas más románticas y navideñas a la vez. En ella se mezclan 10 pequeñas historias de amor protagonizadas por un elenco de actores británicos inigualable como Hugh Grant o Emma Thompson. 
  • El Grinch. Basada en el cuento  navideño escrito en 1957 por Dr. Seuss. Podemos disfrutar, junto a los niños, de la versión animada o la más reciente versión protagonizada por Jim Carrey.
  • Tim Burton no puede faltar en este “mini-ranking” con su “Pesadilla antes de Navidad”, 1993. 

Seguro que se te ocurren muchas más películas exageradamente navideñas para disfrutar, mientras estamos en casa esta Navidad. Un buen momento para pensar en un seguro de hogar que os proteja durante todo el año, puedes calcularlo aquí.